EL QUINTO INFIERNO

viernes, octubre 06, 2006

Presidente ilegítimo de México estrecha alianzas con las derechas chilenas: DC, RN, y UDI

Dime con quién andas y te diré quien eres... felipe calderon- michelle bachelet
El Presidente ilegítimo de México, Felipe Calderón, "triunfante" luego de unas fraudulentas elecciones (donde en realidad ganó López Obrador, candidato de izquierdas), visita en estos momentos Chile en visita oficial, entevistándose y estrechando lazos con el amplio espectro de derechas chilenas, desde la DC hasta la UDI, pasando por RN... incluso lo recibió amistosamente la Presidenta Bachelet, del Partido Socialista, que por estos días tiene un complejo panorama político debido a la votación para el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
Parte importante de su partido está apoyando el voto por Venezuela, pero la derecha de su coalición se niega a ello, y los grandes intereses económicos y políticos de nuestro país ven con recelo el auge político que, incluso en nuestro país, supuesta "excepción neoliberal" de nuestro continente, está teniendo Nuestro Presidente, Hugo Chávez, y la revolución bolivariana que promueve por toda América Latina.
Aquí les presentamos un artículo aparecido en el diario mexicano La Jornada, sobre el acercamiento de Calderón a las derechas chilenas:
Se reúne con líderes pinochetistas y democristianos
El panista estrecha nexos con la derecha chilena
HUGO GUZMAN R. ESPECIAL PARA LA JORNADA
Se dice que la forma es fondo, y por ello quedó un gusto dulce en el paladar de los líderes de la derecha chilena cuando se planteó, en medio de la visita de Felipe Calderón a este país, que el empresario Sebastián Piñera, ex candidato presidencial derechista y hasta ahora la mejor carta de ese sector para las elecciones del 2009, asistirá a la ceremonia de toma de posesión del panista, en un gesto sin precedentes, que oxigenaría los vínculos del Partido Acción Nacional y del propio Calderón con la oposición chilena.

Contentos estaban los directivos de Renovación Nacional (RN), de derecha liberal, y de la Unión Demócrata Independiente (UDI) , ligada históricamente al pinochetismo, por la visita de Calderón, en cuyo marco se habló de la asistencia de Piñera. Sería la primera vez que un aspirante presidencial de la derecha chilena asiste a una toma de posesión en México.

Lo cierto es que Felipe Calderón no perdió tiempo en su visita a Chile y consagró un par de horas de su vertiginoso pasar por un Santiago caluroso y despejado a reforzar y reimpulsar sus lazos -y los del PAN- con sus aliados de la derecha y la Democracia Cristiana.

En la mañana se encontró con Sebastián Piñera y en la tarde tuvo el encuentro con RN y la UDI. Entre actos llegó a una reunión con Soledad Alvear, presidenta de la Democracia Cristiana, quien estuvo acompañada por varios personeros de esa colectividad. Fueron las reuniones de Calderón con sus privilegiados socios políticos chilenos.

Claro que al llegar a la capital chilena él sabía que estaba instalada una pugna entre la DC y la derecha disputándose la amistad política del PAN y del ahora presidente electo. Tal como ocurre con José María Aznar y el Partido Popular de España, aquí en Chile la DC, RN y la UDI pelean por atribuirse la mayor cercanía y el mejor nexo con los panistas y ahora con Calderón.

La pelea entre democristianos, derechistas y pinochetistas se agudizó este año de elección presidencial en México. Y las gestiones fueron variadas. El diputado de la UDI Felipe Zalaberri, joven político formado en las filas del pinochetismo y que fuera colaborador cercano de Jovino Novoa -alto funcionario de Augusto Pinochet y ex presidente de ese partido- visitó hace meses el Distrito Federal y tuvo encuentros con dirigentes del PAN. Su estadía dio pie aquí, en Chile, para que se comenzara a hablar de los acercamientos UDI-PAN y del interés de este partido por afirmar lazos con Felipe Calderón. Poco después, el propio Piñera partió a México, se reunió con personeros panistas y con Calderón, y no dudó en avalar y saludar la llegada de éste a Los Pinos. Militante de RN, el empresario afianzó la relación con el PAN.

Todo ello puso en alerta a la DC, que ya está molesta por los acercamientos de RN, pero sobre todo de la UDI hacia Aznar y el PP, al punto que los "udi" agregaron al nombre de su partido la frase "el partido popular", algo que pretendían hacer los democristianos. No quieren que la derecha se acerque mucho al PAN y menos a Calderón.

Lo cierto es que tienen antigua amistad con el PAN, que fue estrechada hace unos dos años cuando el senador Adolfo Zaldívar, que presidía la DC, asistió al Consejo Nacional de ese partido como invitado extranjero estrella y compartió amistosa y profundamente con la máxima directiva panista. En aquella ocasión habló con Calderón. En las pasadas elecciones, el dirigente Gutenberg Martínez, presidente de la OCDA y además esposo de Soledad Alvear, fue invitado como observador y acogido por los panistas. Al día siguiente del proceso electoral, entrevistado por medios de prensa chilenos, Martínez dijo que Calderón había ganado y dio un espaldarazo a las elecciones en México.

Como sea, la visita del candidato del PAN sirvió para ajustar las cosas con sus aliados chilenos. Llegó el mismo día que aquí se celebraba el 18 aniversario del triunfo del "No" que implicó la derrota en el plebiscito que decidía la continuidad o no de la dictadura, y cuando bajó de su auto para entrar a La Moneda a almorzar con la presidenta Michelle Bachelet se encontró con una movilización de empleados en la cual se cantaban alegremente canciones populares de roqueros chilenos que se opusieron a la dictatura. Quién sabe si la atmósfera que encontró lo llevó a asegurar entusiasta ante la prensa que él estuvo con el "No" a Pinochet. Y un par de horas más tarde puso cierta distancia con RN y la UDI al declarar: "Debo decir que el Partido Acción Nacional es un partido hermano del Partido Demócrata Cristiano". Todos contentos en la DC.

Pero en la derecha no bajaron la guardia. Una fuente de RN que pidió reserva de su nombre indicó que "no le quedaba otra a Felipe Calderón que tener ese gesto con la DC, pero está claro que la centroderecha está construyendo una óptima relación con él y con el PAN, nos identificamos". En la alianza fue altamente valorado que el panista se reuniera con los máximos dirigentes de sus colectividades y se hicieran votos por mantener una relación abierta y más estrecha. Claro que en los matices de la diferenciación los encuentros con la derecha liberal y la pinochetista se dieron por separado.

Lo que quedó claro con esta pasada de Felipe Calderón por Chile es que si antes las relaciones políticas con México se enmarcaban decididamente en los partidos de la Concertación por la Democracia y de la izquierda extraparlamentaria, ahora la derecha pasa a ser un actor de mayor protagonismo en los lazos con los mexicanos.

De hecho RN y la UDI votan entusiastas la ampliación de las relaciones comerciales entre ambos países. Al mismo tiempo, después de la visita de Calderón se abrió de manera más nítida el nexo del PAN y el nuevo gobierno panista con las colectividades de la derecha, interesadas en mejorar y potenciar sus vínculos internacionales.
Fuente: La Jornada

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com