EL QUINTO INFIERNO

jueves, septiembre 07, 2006

Respuesta de la Surda a falsas acusaciones del Ministerio del Interior y El Mercurio


...sobre hechos de violencia en el mes de septiembre

A la opinión pública;
A los/as amigos/as;
A las organizaciones con que hemos construido juntos;
Y especialmente, a la Presidenta Michelle Bachelet:

El día de ayer miércoles 6 de septiembre en el diario El Mercurio leímos lo siguiente:

La Moneda toma medidas para asegurar orden en actos del "11"

El subsecretario del Interior, Felipe Harboe, coordinó ayer con las jefaturas policiales los procedimientos adecuados para mantener el orden público en la romería al Memorial de los Detenidos Desaparecidos fijada para el domingo 10. El análisis conocido en la reunión de la Comisión de Seguridad Interior del Estado reveló las altas probabilidades de que grupos anarquistas como Oveja Negra, G-80, La SurDa, en su mayoría escindidos de partidos de izquierda, promuevan desórdenes callejeros, detonen bombas de ruido y favorezcan el saqueo de negocios. El Gobierno autorizó a que los participantes en la caminata hacia el camposanto crucen frente a La Moneda y realicen un homenaje en Morandé 80.”

Sobre el particular queremos dejar claro lo siguiente:
1. La información que nos involucra en los actos mencionados es totalmente falsa y constituye una grave calumnia a nuestro movimiento. Para quien tenga los ojos abiertos, el Movimiento Surda ha demostrado claramente que la acciones que se le adjudican en la nota citada no corresponden ni por asomo a sus formas de actuar.
2. Nos llama poderosamente la atención que, en un proceder digno de los peores tiempos de la dictadura, se nos acuse de actos que no hemos realizado ni promovido en modo alguno. No tenemos otra forma de explicar estas infundadas acusaciones que no sea la persecución política a los que representamos una visión crítica y hemos actuado decididamente junto a los procesos de organización y lucha de las bases sociales sistemáticamente excluidas de la política en nuestro país. Entendemos este acto, pues, como una persecución a las ideas diferentes.
3. Tras las movilizaciones del pasado 1º de mayo el Subsecretario del Interior se apresuró en sindicarnos como los organizadores de los actos de violencia callejera. En ese momento desmentimos esos dichos de forma clara y pública en varios canales de televisión e incluso entregamos en La Moneda una carta dirigida a la Presidenta Bachelet expresando nuestra molestia por el tema y desmintiendo las graves y falsas acusaciones del Sr. Harboe. Nunca recibimos respuesta.
4. Para que nadie intente adivinar lo que el Movimiento Surda hace y los organismos de seguridad y control de la población no sigan malgastando los fondos fiscales en investigaciones inconducentes e informes falaces, les contamos en qué estamos pues no tenemos nada que ocultar:
El Movimiento Surda está inserto en un amplio conjunto de procesos de organización de base en distintos lugares del país, tanto en el movimiento universitario, como en el mundo sindical, y en diferentes localidades en movimientos territoriales, culturales, ambientalistas, etc. Nuestro norte es la construcción de una democracia real al servicio de las mayorías del país y no de los grandes grupos económicos y de poder. Creemos imprescindible entregar poder a la comunidad, contribuir a una distribución realmente más equitativa de las capacidades políticas en nuestra sociedad, para que en definitiva, que sean todos los chilenos y chilenas los que tomen en sus manos los rumbos de esta sociedad.
Somos profundamente críticos de la gestión de gobierno que ha desarrollado la Concertación, pues no hemos visto en ella nada parecido a una democracia social verdadera, sino el permanente signo de la exclusión de las mayorías.
Desde esa claridad, así como desde una posición que aunque de modo fraterno, es crítica con la izquierda, hemos venido trabajando en pos de la construcción de una nueva alternativa política, que junto a otros, sume sus esfuerzos por hacer presente en la escena pública a los/as excluidos, a los/as trabajadores sometidos al trabajo precario, a las regiones postergadas, a los/as jóvenes, a las mujeres, a los estudiantes sometidos al endeudamiento, a las capas medias empobrecidas.
Nos preocupan las múltiples incomodidades y contradicciones presentes hoy en la sociedad chilena. Que se dificulte la distribución de la pastilla del día después por las presiones del conservadurismo que aun campea en nuestro país, implica traspasar los costos a las muchachas pobres. Esa ha sido una lógica repetida hasta el cansancio desde 1990. Y debe cambiar.
Urge pues refundar la política, devolverle su carácter social. Urge una política que vuelva a mirar hacia abajo, devolver el sentido ético a la política y romper con los contubernios entre los grandes poderes políticos y los grandes poderes económicos. Urge construir una política al servicio de una democracia real y equitativa, pues la angustiante desigualdad reinante en nuestra sociedad no será resuelta por la política añeja y sin contenidos que hoy se impone.
Ese ha sido nuestro empeño, limpio y transparente. Y en ello, hemos coincidido con distintos sectores. Junto a los amigos del Movimiento Nueva Izquierda y Fuerza Social y Democrática hemos actuado en conjunto y hoy analizamos las necesidades de avanzar más decididamente en la construcción de una nueva alternativa política de transformación social.
Hemos estado, y seguiremos estando comprometidos/as y vinculados/as con los procesos de organización y luchas sociales. Respaldamos decididamente la pasada movilización nacional de los estudiantes secundarios y respaldamos hoy las movilizaciones de los/as trabajadores de la salud, de los/as profesores de Chile, respaldamos la organización de los médicos de la atención primaria y la conformación de amplias franjas de estudiantes universitarios por la reconstrucción de una universidad realmente abierta y de cara a las verdaderas necesidades del país. Ellos/as luchan por demandas justas que han sido sistemáticamente negadas por los esquemas antidemocráticos con que se fija la política económica. No luchan sólo por ellos/as mismos, luchan por tener condiciones efectivas para atender bien a los pacientes de los servicios públicos, luchan por una buena educación, equitativa, no lucrativa y de calidad, luchan por una educación superior que piense al país y aporte los profesionales y técnicos de un desarrollo cuyos beneficios lleguen a todos/as. En ellos/as está la fuerza moral que no tienen las cúpulas.
Pero en ese camino también hemos expresado sin ambages ni esquematismos, que estamos dispuestos/as a avanzar, sea en torno a asuntos puntuales o con acuerdos generales, con todos los que deseen genuinamente -y lo muestren en sus actos- un Chile realmente justo, participativo, verdaderamente democrático y centrado en el bienestar de todos/as.
Para ello, nos hemos reunido con diferentes parlamentarios con los que hemos coincidido en una visión crítica del presente, impulsando iniciativas concretas; hemos sostenido dos reuniones con la Ministra Veloso en las últimas semanas expresándole nuestra preocupación y nuestra discrepancia por el rumbo que ha venido tomando el gobierno, y mostrando a la vez la abierta disposición a impulsar junto a un amplio arco de fuerza sociales y políticas un camino de democratización y justicia, dentro del que nos parece deseable que las grandes expectativas abiertas por la campaña de Michelle Bachelet sean efectivamente impulsadas por el gobierno y que el tan manoseado “gobierno ciudadano” se exprese realmente en un gobierno con sentido social y participativo que deje atrás el entrampamiento de las negociaciones por arriba y mire a la gente de Chile.
Hace sólo unos días nos reunimos junto a Nueva Izquierda y Fuerza Social con el senador Carlos Ominami en su calidad de presidente de la Comisión de Presupuesto del Senado para expresarle nuestra preocupación por la extrema falta de democracia en la discusión sobre la política económica en nuestro país, y manifestarle la necesidad de impulsar un debate abierto donde las organizaciones sociales puedan participar en la discusión del Presupuesto 2007.
Sabemos que el gobierno conoce que esta ha sido nuestra forma de actuar, de modo que nos preguntamos entonces, ¿qué es lo que se persigue con estas acusaciones falsas y mal intencionadas? ¿Acaso se busca impedir la articulación amplia y flexible de las voluntades críticas que buscan nuevas alternativas?
Demandamos que la presidenta Bachelet aclare si la persecución y la criminalización de las organizaciones de base y de quienes estamos en el terreno de la lucha política por democracia e igualdad, será el tenor de su gobierno.
Nosotros no dejaremos de luchar por una democracia verdadera y por la igualdad de todos las chilenas y chilenos. Seguiremos actuando abierta, pública y transparentemente en las bases de nuestra sociedad y junto a todos los sectores, sean institucionales, sociales, culturales, juveniles, etc. por dotar a la acción política pública de contenidos reales de bien común. Si quieren perseguirnos, háganlo. Nosotros no nos defenderemos como si fuésemos delincuentes. Nos sentimos orgullosos de ser una pequeña pero genuina parte de la gente honesta y comprometida con la justicia en este país, y eso no nos lo quitarán ni subsecretarios, ni organismos de seguridad, ni campañas de desprestigio. Nuestros actos están a la vista y así seguirán estando.


Santiago, 7 de septiembre de 2006.
Movimiento Surda

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com