EL QUINTO INFIERNO

jueves, agosto 17, 2006

Otra vez los milicos...¡en territorio mapuche!

armada
La Armada de Chile nuevamente defiene los intereses de los poderosos. Lamentablemente no se trata de una noticia de archivo de los tristes años 70's, sino es de el día de hoy. Nuevamente la empresa CELCO intenta llevar a cabo un Estudio de Impacto Ambiental para pasar con un ducto que traerá el veneno de la celulosa de Valdivia a las costas de Mehuin y se esparcirá por todo el borde costero hacia el norte -en pleno territorio mapuche Lafkenche. Aquí reproducimos el relato de lo sucedido publicado en la web de la CONAPACH

Un nuevo traspié sufrió Celulosa Arauco y Constitución (Celco o Arauco), ya que sus dos remolcadores contratados a la empresa Ultragas para iniciar el estudio de impacto ambiental que requiere para construir un ducto al mar para su planta Valdivia, debieron retirarse de las cercanías de Punta Chanchán, en la Décima Región, debido a la intensa defensa desplegada por más de 25 lanchas de pescadores artesanales de Mehuín...

La comunidad de Mehuín despertó este martes a las 08.00 horas con la sirena activada por los vigilantes de los cerros, que anunciaban la llegada de embarcaciones al lugar donde Celco debía iniciar las mediciones.

En 20 minutos, y dadas las buenas condiciones de navegación, los botes de pescadores llegaron al lugar para enfrentar la iniciativa de la empresa. Se sumaron otras 30 lanchas más de Queule, del sur de la Novena Región, quienes también se oponen al ducto.

Además de los dos remolcadores, estuvieron presentes las lanchas patrulleras de la Armada “Chiloé” y “Antofagasta” y un buque de guerra con más de 100 marinos, entre los que se encontraban algunos hombres encapuchados y botes zodiac dispuestos para actuar.

Esto último quedó grabado en un video que los propios pescadores registraron y que, a su regreso a la caleta, exhibieron a la comunidad, provocando profunda molestia y desconcierto por el rol que le atribuían a las autoridades marítimas.

Pasadas las 17.00 horas, luego de la cerrada posición de los pescadores, los dos remolcadores se retiraron hacia el norte y las naves de la Armada regresaron a Corral y Valdivia.

VERSION DE LA ARMADA

Durante la tarde del martes, en un comunicado de prensa oficial emitido desde el Departamento de Comunicaciones de la Armada de Chile, esta entidad reconoció la existencia de un operativo en la zona, que atribuyó a una orden judicial de la Fiscal de San José de La Mariquina, donde menciona que se realizó “con el fin de resguardar la seguridad de la vida humana en el mar, mantener el orden y la seguridad en la zona marítima”.

La declaración agrega que “la Autoridad Marítima debe brindar seguridad con medios navales y marítimos, al personal y unidades de la empresa Ultragas S.A. que debe efectuar los estudios técnicos necesarios para presentar la evaluación de impacto ambiental”.

Según mencionó el comunicado de prensa, "las condiciones de mar y oleaje presentes en la zona, - con olas superiores a 2 metros de altura -, no garantizaban la seguridad de la preparación y operación de los elementos necesarios para llevar a cabo los estudios de medición".

También dice que advirtieron la presencia en el área de "algunos botes de pescadores, que portaban piedras y elementos punzantes tipo lanzas; ambas condiciones suponían en riesgo la seguridad de la vida humana en el mar por lo que se decidió aplazar los trabajos hasta que mejoren las condiciones".

Agregó que estarían "velando tanto por los intereses de la comunidad local como de la empresa que realiza los estudios ambientales dentro del área de su competencia y reitera su total imparcialidad en estos eventos; toda vez que se encuentra dando cumplimiento a lo dispuesto por la Fiscalía de San José de La Mariquina".

PESCADORES PIERDEN CONFIANZA EN LA ARMADA

El vocero del Comité de Defensa del Mar, Eliab Viguera, cuestionó el rol asumido por las autoridades marítimas en el conflicto.

“Hay una falta de transparencia de la autoridad marítima, que se había comprometido de avisar públicamente el día que se iban a empezar a efectuar los estudios de parte de Celulosa Arauco y nos enteramos por nuestros vigilantes. Es el primer hecho que linda en una falta de transparencia total”, explicó el pescador.

Viguera agregó que “esto ya no tiene explicación, puesto que la Armada aparece con dos lanchas y un enorme buque de guerra que, calculando, habían cerca de 200 efectivos. ¿Qué pretenden? ¿Intimidarnos? Creo que la Armada se está metiendo en una escalada de desconfianza de parte de los pescadores. No es posible que una operación de tal envergadura se haya dejado caer en nuestra zona. Eso habla de una abierta complicidad entre las autoridades y Celulosa Arauco”, cuestionó.

“Siempre lo hemos dicho, estamos decididos a llegar hasta las últimas consecuencias. Los remolcadores hicieron demostraciones de fuerza delante de la Armada, porque andaban con pistones para lanzar agua para atacar a nuestros compañeros”, denunció.

Viguera dio a conocer que había infantes de Marina que andaban con armamento y botes zodiac de alta velocidad.

“Los encapuchados no fueron los pescadores, fueron los de la Armada y responden a las características de Infantes de Marina”, declaró, con el respaldo de la cinta grabada.

CELCO SIGUE SIN INICIAR SU ESTUDIO

En tanto, el presidente de la Federación de Pescadores de Mehuín, Joaquín Vargas, recalcó que la acción de los pescadores no ha permitido el inicio del estudio de impacto ambiental que requiere Celco.

“Estuvieron (los remolcadores de Celco) entre 3 y 5 millas del sector donde tienen que hacer el estudio. Y será imposible que entren al lugar, porque es área de manejo de los pescadores”, aclaró.

Según el dirigente, la defensa que realizan es de la fuente laboral de más de 400 familias que viven de la pesca.

“Estamos defendiendo el derecho de trabajar en un ambiente libre de contaminación. Es lo que le corresponde al Estado, velar por un ambiente libre de contaminación, salvaguardar el patrimonio de todos los chilenos, como lo dice la Constitución”, dijo.

A juicio de Vargas, el estudio de impacto ambiental no es ninguna garantía para los pescadores, ya que siempre son aprobados. “Donde funcionan las plantas de celulosa con Estudio de Impacto Ambiental, los resultados están a la vista. Cerquita lo podemos ver en Valdivia en el río Cruces. Ahí habían cisnes que podían volar, nosotros los pescadores no tenemos alas para volar”.


Publicado en Red Ecoterritorial de los Pueblos

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com