EL QUINTO INFIERNO

viernes, julio 07, 2006

Estúpido culpar al EZLN por no apoyar a López Obrador: Marcos


En entrevista con La Jornada, el subcomandante Marcos comenta el proceso electoral desde la perspectiva de la otra campaña. Se muestra convencido de que ganó Andrés Manuel López Obrador, pero reitera que, quede quien quede, la crisis del sistema político es profunda y está en curso un fraude promovido por las autoridades federales y la cúpula panista. Se remonta mes y medio atrás, "cuando el supuesto bajón de AMLO y la subida de Felipe Calderón con encuestas pagadas, y luego AMLO repunta antes de la elección. Según información que teníamos, en el IFE se empezó a hacer un guardadito de millón y medio de votos, para compensar la desventaja de Calderón.

"Votos no sabemos de dónde, pero en el padrón electoral hay 5 millones de gentes que no iban a votar. Dos millones muertos y tres o más que no están en el país. El PRD debió poner atención y no lo hizo porque calculó que ganaría sobrado. La tarde del 2 de julio en Los Pinos ya saben que van a perder. Fox llama a Ugalde y le dice que hay que administrar la entrada del PREP mientras se acomodan los votos guardados. El IFE empieza a dar entrada sólo a las casillas donde va bien Calderón.

"Se trata de un fraude operado desde Los Pinos y el comando central del PAN, que pone en crisis la democracia, la legalidad y la supuesta neutralidad del IFE. Aunque nosotros no miramos allá arriba, estamos en la misma situación de cuando se intentó el desafuero de AMLO, independientemente de que no compartimos sus propuestas."

Según Marcos, está claro "que el que ganó la elección fue AMLO y el guardadito que tenía el IFE sirvió para que Calderón empatara y le sacara el medio millón cuando se cerró el PREP". Con el conteo de casillas "ocurrió lo contrario, AMLO fue en todo momento arriba; cuando faltaba la quinta parte de las casillas se redujo su ventaja a menos de dos puntos, y al final quedó abajo. La disparidad entre el PREP y el conteo de casillas habla de que hay algo muy sucio".

Reconoce "un subibaja en el ánimo de la gente que vio en las elecciones su esperanza y no sabe qué hacer. La otra campaña sí sabe qué va a hacer, porque su pista no es arriba". El proceso electoral se acerca al punto "donde no importa quién votó y por quién; se van a arreglar arriba y todo lo que se gastó en propaganda y en mantener al IFE fue inútil. Después de este proceso tan largo, desgastante y fastidioso para el pueblo, van a decidir los liderazgos de los partidos, el Tribunal Electoral el Poder Judicial de la Federación o la Suprema Corte de Justicia".

-Más allá del fraude, la población votó en un porcentaje significativo. Aunque la otra campaña ha sostenido, y mucha gente más, que todos son lo mismo, los que votaron no piensan así. Votar por el PAN implica aceptar principios filosóficos y políticos que no son los mismos de quienes votan por el PRD. ¿Hay una polarización del país, al menos en el terreno electoral?

-No. En todo caso, está en varias partes. Hay que tomar en cuenta la abstención y los votos anulados, que suman un buen número, y a la gente que votó acarreada por el corporativismo de los tres partidos, más la que fue usada por Elba Esther Gordillo para que votara por Calderón y por el Panal. Esas maniobras están lejos de una democracia electoral.

Marcos menciona "la poca o nula diferencia entre los programas políticos" y cómo todo se concentra en personas. "Calderón trata de obviar la carga que para el país ha significado el gobierno de Fox, y AMLO trata de obviar la corrupción del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Si un proceso electoral es eso, entonces por qué no se le dio oportunidad a la gente de elegir otros". El delegado Zero sostiene que la crisis del sistema político alcanzó al IFE. "Si alguien aparte del PRI pierde en estas elecciones es el IFE, después del papelón que está haciendo. Es la crisis que se anunciaba, y va a traer un caos político, económico y social. Cuando el EZLN lanza la Sexta declaración de la selva Lacandona, prevé esto. La otra campaña no promueve el voto ni el antivoto, sino una forma organizativa."

Respecto a las críticas que ha recibido la otra campaña, Marcos replica: "Hay voces de lado de AMLO que rápido aceptaron la derrota a pesar de que no han perdido, y empezaron a buscar culpables. Nosotros recorrimos 21 estados de la República; en 7 de ellos ganó Calderón y AMLO en 14. En el territorio que recorrió la otra campaña, AMLO tuvo más de 11 millones de votos y Calderón 9 millones 800 mil, y donde estuvo más tiempo y más actos ha hecho (Distrito Federal y estado de México) AMLO y el PRD ganaron por amplio margen". Aclara que la posición de la otra campaña fue "votes o no votes, organízate, previendo que, gane uno u otro, la legitimidad está en crisis. El IFE no la garantiza, está en duda todo el proceso desde que se prestó al chanchullo de Los Pinos. Se está operando un fraude para que gane Calderón. El IFE va a perder toda credibilidad".

Insiste: "Ni la otra campaña ni el EZLN tenemos que ver". Cita "esa estupidez de que somos responsables porque las bases de apoyo zapatistas debieron votar por AMLO. Nunca hemos votado; al menos no como comunidades". El problema no es cómo afectan "los 15 mil votos o más en que haya influido la otra campaña, sino la incapacidad de los partidos para convencer a la población que participa políticamente. ¿Cómo es posible que gobierne alguien con menos de 40 por ciento de la votación? ¿Que con el respaldo de 14 millones se gobierne un país de más de 100 millones? Eso va a acabar por desfondarse. Hay que mirar hacia abajo y organizarnos para presentar una alternativa de izquierda a la crisis que viene".

-¿Cuál es ahora el camino de la otra campaña?

-No tenemos el problema de la gente que prendió sus velas al proceso electoral. Hubo quien dijo 'estoy en la otra pero pienso que la electoral es también una posibilidad'. Siempre defendimos ese punto de vista aunque no lo compartíamos. Arriba no hay nada qué hacer, pero algunos dicen que sí, son de abajo y los respetamos. En la otra campaña sí sabemos qué vamos a hacer: avanzar en la forma organizativa de nuestro movimiento, tomando como eje todavía la libertad de nuestros compañeros presos de Atenco.

-Una vez que pase la turbulencia y quede el presidente que sea, ¿qué sigue para los movimientos sociales y para el pueblo de México?

-La crisis del sistema político jala a los partidos, a los medios, a las instituciones que debían mantener el equilibrio y al proceso económico. Hay una señal clarísima: cuando se dijo que Calderón ganaba en el PREP, subió la bolsa, y mientras iba ganando AMLO en el conteo de casillas la bolsa cayó. Jalar el sistema económico abrirá una crisis profunda. La opción que queda abajo es sálvese quien pueda: afronta el deterioro de tu nivel de vida, busca trabajo en otro país, u organízate. En determinado momento, la otra campaña podrá presentarse ante la población con otra cosa, diferente al sistema político.

-Los mercados y la bolsa mandan la señal de que prefieren a un candidato sobre otro. ¿Eso va a pasar rápidamente o puede tener un impacto, al menos de corto plazo?

-A favor de Calderón votan el gobierno federal, el IFE y la bolsa de valores. Para Los Pinos y el IFE significa impunidad, y al capital le preocupa que AMLO no dé suficientes garantías, aunque ha dicho una y otra vez que por ahí no van a topar nada. En todo caso haría un progama austero de gobierno para paliar las necesidades sociales. La disyuntiva no está en quién tiene la culpa, sino en el hecho de que ganaron las elecciones y la gente tiene que decidir si va a defender el voto. Como no hay una señal clara de arriba de qué hacer, el impasse lo aprovechan los otros". El sistema político "demuestra la mentira de que la gente 'decide' con su voto. Quien va a decidir quién será presidente es un pequeño grupo por el que nadie votó. A la Suprema Corte de Justicia, ni al TEPJF, ni al IFE los eligió un proceso electoral; ni siquiera los cinco científicos fantasmas de Ugalde.

-A la gente que cree en este modo de democracia ¿qué democracia le queda?

-Nosotros dijimos que frente al proceso electoral había que pensar y decidir, pero conforme avance la crisis la gente se va a convencer de que es necesario construir otra cosa abajo. Está la imagen de que no es posible construir el propio destino. Hay muchos ejemplos que ha levantado la otra campaña en el país de que no es así, y va a llegar un momento en que la gente se dé cuenta de que no necesitamos a esa clase política y es posible encontrar gente honesta, noble, desinteresada.

"Se dice que AMLO recibió fuego amigo, refiriéndose a nosotros. No somos amigos de AMLO, somos enemigos de toda la clase política. No estamos del mismo lado y esta ruptura se marcó en 2001 cuando apoyaron la contrarreforma indígena. Ahora, el PRD en Chiapas propone a Juan Sabines, que era del PRI, pasó al PRD y lo primero que hizo fue firmar un pacto con (Roberto) Albores Guillén, el Croquetas. El PRD le dice al pueblo, y a las comunidades zapatistas: 'vamos a resucitar al Croquetas, que ya saben qué hizo'. Con qué cara pueden decir que 'es fuego amigo' cuando atacamos al PRD. Mentira, no somos amigos de esa gente."

Fuente: La Jornada

2 Comments:

  • At 3:51 a. m., Blogger Goyette Dos Gallos said…

    Carmen Aristegui asegura que PAN metió manos al padrón electoral

    Carmen Aristegui denunció hoy en su programa de la mañana, después de haber recibido información de que en un sitio web de Felipe Calderón se podían accesar datos personales de un grupo de personas basados en el padrón electoral. En La Jornada:

    Apenas comenzó a informar sobre la irregularidad, alrededor de las ocho de la mañana, la página electrónica fue suspendida. Sin embargo, se pudo confirmar que en la lista aparecían, con sus datos personales y direcciones, entre otros, el presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), Luis Carlos Ugalde; Roberto Madrazo Pintado, oponente priísta de Calderón, y el hijo del también comunicador Joaquín López Dóriga, además de la misma Aristegui y sus hermanos. Averiguaciones que por obvias razones no se publican.

    La conductora recibió un texto donde se le invitaba a visitar la dirección electrónica http://200.77.234.173/intranet para corroborar que ”las denuncias que han hecho sobre el juego sucio del PAN son ciertas”. Es decir, se le insistió, el equipo de campaña panista, apoyado por Diego Hildebrando Zavala, cuñado del candidato presidencial, tiene ”contratadas algunas oficinas que se dedican a captar nombres, datos de posibles votantes”.

    Diego Zavala, como se recordará, celebró al menos mil 700 contratos con instancias oficiales, entre ellas el IFE, para desarrollar un sistema multibiométrico, a fin de ”detectar registros múltiples y fraudes de identidad en el registro nacional de votantes”. Lo hizo a través de un acuerdo de su empresa Identix Incorporated con Sagem Défense Sécurite, compañía proveedora del sistema de seguridad del gobierno de Estados Unidos, por 11 millones 348 mil 82.7 dólares.

    Eventualmente, el programa -como informó este diario- está diseñado para procesar los registros de 72 millones de votantes a un ritmo de cien mil registros e identificaciones por día. Según comunicado de Sagem Défense Sécurite, fechado el 25 de abril pasado, el trabajo para el IFE incluye ”revisar la identidad de los votantes en las listas electorales”; adaptar las bases de datos electorales existentes para establecer el sistema multibiométrico, con lo cual el gobierno mexicano evitará la duplicidad de los 66 millones de huellas dactilares que están actualmente registradas.

    Curiosamente el usuario para accesar al sistema era: Hildebrando117 y la contraseña era captura. ¿Cómo consiguieron esta información?


    información tomada del blog: http://www.alt1040.com/
    Artículo en:
    http://www.alt1040.com/archivo/2006/06/27/carmen-aristegui-asegura-que-pan-metio-manos-al-padron-electoral/

     
  • At 6:25 p. m., Blogger testarev said…

    Elecciones en México
    Las responsabilidades de los zapatistas


    Massimo Modonesi
    Rebelión
    ¿Pro-Marcos o anti-Marcos? No es éste el problema. En primer lugar hay que hablar de zapatismo y de zapatismos. No es un secreto que, a pesar de la postura anti o a-electoral del EZLN, miles de adherentes a la Sexta Declaración y a la Otra Campaña votaron. En mi caso, sigo con el dedo entintado. Después de una primera etapa donde primaban las críticas y los ataques hacia López Obrador, la presión al interior del zapatismo movió el énfasis y el Sub declaró que no invitaba a no votar sino a pensar, que respetaba quien votaba y que la única condición de exclusión de la Otra Campaña era no participar directamente en la campaña electoral. Dicho esto, objetivamente la postura de los zapatistas impulsó una línea abstensionista, sostenida en particular por los tradicionales grupos de extrema izquierda al interior de la Otra Campaña.

    Acusar a los zapatistas de la derrota de AMLO es una manera de evitar el análisis de la capacidad de movilización del centro-izquierda, el cual no logró acercarse al 40% a pesar que se proponía como la opción de los "pobres". Aritméticamente, si la mayoría de los "pobres" hubiese votado por el Peje, éste alcanzaría un resultado entre el 40% y el 50% como en el caso de la Ciudad de México. Entonces, antes de polemizar sobre el papel de los zapatistas hay que analizar las razones de la derrota del centro-izquierda y las de la victoria de las derechas, las raíces de las culturas conservadores y sus mecanismos de reproducción. Es decir, un serio análisis político y sociológico.

    Realizado este análisis, más que las responsabilidades cuantitativas de los zapatistas, se pueden discutir las decisiones y las posturas políticas que asumieron. Efectivamente, desde mi punto de vista, Marcos y los grupos dirigentes de la Otra Campaña no pueden no asumir una responsabilidad política. Decidieron no votar por la seudo izquierda, una elección legítima. Decidieron no votar contra la derecha, una decisión discutible. No contribuyeron a evitar un escenario en el que todos pierden, incluidos los zapatistas pero sobre todo le México de abajo y a la izquierda. No mancarse el dedo de tinta, no mancharse de voto útil, no taparse la nariz.... Decisiones políticas que hoy pesan a los ojos de los millones de mexicanos que luchan para que se respeten sus votos, para evitar otros seis años de gobierno de derecha. No es culpa de la dirigencia zapatista pero tendrá que asumir sus responsabilidades con mucha sensibilidad y autocrítica porque muchos "otros" zapatistas tomaron una decisión distinta.

    Profesor de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=34231

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com