EL QUINTO INFIERNO

lunes, julio 31, 2006

Crece desgaste de clase política chilena

Santiago de Chile, 29 jul (PL) La confirmación del desgaste de la clase política chilena -tanto del gobierno como de la oposición de derechas- fue la nota más destacada en la semana que termina, según una abarcadora encuesta del derechista Centro de Estudios Públicos (CEP).
El 77 por ciento de los chilenos tienen una mala valoración del desempeño de ambos bloques, que dominan la vida política del país desde el fin de la dictadura militar en 1990, de acuerdo al sondeo, que confirma otro realizado el pasado mes por la empresa Adimark.
De ese porcentaje, el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, que es respaldado por una coalición de cuatro partidos de centro y centro izquierda, recibió el 31 por ciento de rechazo, mientras la Alianza opositora de extrema derecha tuvo el 46.
En términos partidistas, el 41 por ciento de los chilenos afirma no sentirse representado por ninguno (13 más que el pasado noviembre), mientras sólo el 32 se declara concertacionista -de gobierno-, 16 aliancista -extrema derecha- y siete de la izquierda extraparlamentaria.
Para el diputado socialista Marco Enríquez-Ominami, los resultados mostrados por la encuesta CEP -considerada técnicamente muy sólida- refleja "un castigo, no sólo para el gobierno, sino también para la clase política nacional en su conjunto".
"Hoy ni el gobierno ni la oposición se están logrando comunicar con un pueblo en que el 41 por ciento declara no sentirse representado por ningún partido", sostuvo el parlamentario, considerado dentro del ala progresista del oficialismo.
Si bien como figura la presidenta Michelle Bachelet mantiene un aceptable respaldo (46 por ciento aprueba su gestión y recibe el 65 de valoración positiva entre los personajes políticos) su gobierno -aunque muy corto aún- no es bien considerado.
En su favor está el hecho de que los conflictos enfrentados (movilizaciones de estudiantes, huelga de mapuches, crisis del gas con Argentina, explosión de la delincuencia) fueron heredados de anteriores administraciones, en las cuales ella no tuvo responsabilidad directa.
Sin embargo, el 57 por ciento de la población estima que Bachelet ha actuado con debilidad frente a las presiones corporativas de grupos, personas o instituciones, mientras sólo un 34 considera que ha demostrado fortaleza como gobernante.
A su presunta falta de resolución, en la cual entra a jugar un alto nivel de tibieza en su enfrentamiento a la derecha opositora, se suma también los desajustes en su gabinete, por lo cual un 49 por ciento piensa que el gobierno no tiene destreza y habilidad para jugar su rol.
Para la inmensa mayoría de los chilenos, el Ejecutivo debe dedicarse con preeminencia a solucionar los graves problemas en seguridad ciudadana, salud, educación, empleo y pobreza, así como a una distribución más justa de los ingresos.
Pero si mal le ha ido al gobierno, peor es el panorama para los sectores de la extrema derecha, que sólo recibió el 20 por ciento de valoración positiva a su gestión opositora, y apenas un 16 dijo sentirse representado por la Alianza como fuerza política.
Entre los 10 dirigentes mejor evaluados, sólo aparece la mención de una figura de oposición, la del ex candidato presidencial de Renovación Nacional, Sebastián Piñera, en el octavo lugar con un 47 por ciento. El resto son todos políticos de la coalición de gobierno.
Con todo, existe el criterio que la administración es aún muy joven y tiene capacidad de recuperación. Para Carolina Segovia, especialista del CEP, el 46 por ciento de aprobación de Bachelet es similar al que han tenido sus predecesores en igual período de sus gestiones.
"Durante los primeros cuatro años del Gobierno del presidente Lagos los niveles de aprobación nunca pasaron del 50 por ciento, la evaluación sólo mejoró hacia el final, en los últimos dos años, y en el caso de Eduardo Frei incluso fueron menores", subrayó Segovia.
Para los especialistas, lo importante es que Bachelet como figura política no ha perdido su piso político, que fue del casi 46 por ciento de votos en la primera vuelta presidencial, ni tampoco ha caído en la evaluación que de ella tienen los chilenos entre sus líderes favoritos.

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com