EL QUINTO INFIERNO

jueves, junio 01, 2006

Declaración de Movimiento Surda ante movilizaciones de secundarios

Sobre la movilización de los estudiantes secundarios

No hay nada más viejo en la historia que el sentido de justicia
que emana de los jóvenes. Antes que nada, el Movimiento SurDA
envía un respetuoso saludo y un entusiasta apoyo a los
estudiantes que hoy levantan las banderas de la gente sencilla,
de la mayoría silenciosa que vive día a día las contradicciones
de nuestro país.
Sin que medien grandes debates ni certeras declaraciones
de la clase política, un instintivo apoyo social brota desde la
sobremesa de las familias, desde las conversaciones amistosas
en las pesadas jornadas de trabajo, desde el todavía escaso
mundo popular organizado, desde cada chileno que quisiera ver
realizadas tantas promesas. Algo tiene el movimiento secundario
de la ACES que logra ser profundo sin los años que tiene encima
la clase política, que logra ser radical invirtiendo de cuajo las
tradiciones sobre cómo movilizarse y ser radical, que logra una
democracia de base sin ser asambleísta ni basista, que logra
hablar en términos políticos sin separarse por un instante de sus
bases sociales; en una palabra, que logra expresar el presente
sin intentar buscarlo.
Ante la innegable legitimidad de las demandas sociales y
políticas del movimiento, que ahora cuestionan lo esencial del
modelo educacional chileno, el Gobierno ha respondido con
confusión y represión, dejando claro que es incapaz de ordenar
su propia coalición política. El desorden permite a la derecha
ganar iniciativa, desde El Mercurio el problema vuelve a
entenderse como una falla de mercado, como mala gestión, en
último término, como un problema técnico.
El aspecto central de esta movilización no es la modificación
de la LOCE; aunque esto sea de la mayor importancia. Es el
camino que recorre el movimiento desde su demanda económica
a su interpelación política donde debemos mirar. Porque el
presente que llevan dentro de sí los secundarios movilizados da
cuenta de las contradicciones actuales del neoliberalismo, de la
precarización de la vida de la gente de a pié, del chileno que se
asume de clase media, de los que sufren la pobreza del siglo
XXI. La LOCE hoy no emerge de la mano de la tradicional lucha
contra el amarre jurídico de la dictadura, aparece como respuesta
lógica a los problemas concretos de este sector social. Lo social
y lo político aparecen bajo una misma clave.
Por más que la derecha intente poner el problema como
déficit de administración, o un sector del “progresismo” lo intente
elevar a la técnica de lo jurídico en términos de la LOCE, el
movimiento secundario logra expresar en su fuerza moral la
centralidad política del conflicto: no se puede construir país con
políticas públicas que producen ganancia para privados, sobre
todo cuando esas políticas públicas son financiadas por los
mismos chilenos que las reciben. La clase media no puede
costearse a sí misma las ayudas que el Estado debe darle por
su situación de inestabilidad. Los pobres no pueden pagar las
políticas de superación de la pobreza, precisamente porque son
pobres. Tal sinsentido, tal ridículo social está a la base de este
conflicto. Durante 15 años un grupo extraordinariamente reducido
de chilenos, en alianza con el capital transnacional, han abierto
una brecha de desigualdad nunca antes vista; ya basta de
dumping social, ya es tiempo de que paguen ellos, no podemos
seguir pagando nosotros. Es profundamente inmoral, además,
que tal internalización del costo se presente socialmente como
la “libertad” a elegir de los consumidores.
Ante el actual escenario, la Presidenta Bachelet debe optar
entre sus electores y sus promesas, o entre los distintos amarres
que tiene la Concertación a las voluntades regresivas de la
sociedad. Hay sectores en el Gobierno que desean desterrar la
posibilidad de que los movimientos sociales puedan quebrar el
empate político de la sociedad chilena y empujar procesos en
que las mayorías en este país participen más de la torta; intentan
criminalizar sistemáticamente a quien se movilice, o tenga una
posición de independencia. Finalizando sus primeros 100 días
de Gobierno, la Presidenta Bachelet deberá demostrar en este
conflicto la posición que proyectará al resto de su mandato. Hoy
ella tiene la palabra.
La izquierda y el progresismo, más que conducir o enseñar
al movimiento, deben aprender de él. Respetarlo, apoyarlo. Si
desde de esta movilización se puede construir una articulación
mayor, donde más actores sociales enriquezcan las propuestas,
donde podamos aumentar la fuerza del movimiento, ganar en
legitimidad social para la transformación, ahí estaremos. Pero
que no sea a costa de la movilización secundaria. Los estudiantes
que hoy se movilizan no pueden ser sangre nueva para viejos
fracasos. Nosotros respetamos no sólo sus formas de
organización, sino también su propia conducción política, que
como decíamos, más que aprender de las tradiciones de la
izquierda, tiene mucho que enseñar.
Mayo- Junio de 2006

1 Comments:

  • At 7:18 p. m., Blogger testarev said…

    Mario Matus G.
    Especial para G-80

    La mejor clase de educacion civica

    Durante los últimos días, no poco se ha dicho sobre una imponente movilización de los estudiantes secundarios chilenos, que han sorprendido a todos los actores políticos del país con los elevados niveles de organización, discursividad, canalización del conflicto, capacidad de negociación y de propuestas.

    Es conveniente pasar revista a algunos rasgos del movimiento que a mi parecer, configuran una de las mejores clases de Educación Cívica que nuestra sociedad haya visto en años.

    1. PRIMERA LECCIÓN: "El sueño se hace a mano y sin permiso"
    Efectivamente, sería fatal para la salud de una Democracia que los actores de la Sociedad Civil se resignaran como simples corderos a los designios de los Partidos y del sistema de representación formal en el Parlamento, especialmente cuando debido a los graves vicios en el sistema electoral, existe exclusión estructural de amplios sectores sociales a la representación directa y se ha instalado un eje político en el que los únicos que pueden negociar las políticas de largo alcance son la Concertación y la Derecha. En estos casos, los partidos dejan de competir -ya que tienen cupos cautivos- y no sólo dejan de ser fiscalizados en la práctica por la ciudadanía, sino que además terminan creyéndose el cuento de que nacieron por generación espontánea y no requieren realmente de su base social. En este absurdo distanciamiento entre partidos políticos y tejido social (organizaciones de base, movimientos, etc) todos perdemos, porque la política se vacía de sentido, los partidos pieden prestigio de modo dramático y la Democracia, como sistema, se convierte en un simulacro más que en una acción consciente y voluntaria de colectivos. Cuando los estudiantes de la CONFECH el año pasado consiguen ampliar de modo significativo el sistema de instrumentos de financiamiento estudiantil, luego de haber reivindicado la legitimidad de las movilizaciones callejeras masivas, y ahora los estudiantes secundarios obligan al MINEDUC a reconocer la validez de las demandas y a retomar una mesa de trabajo que había asumido compromisos que la autoridad no respetó, la primera gran lección que los estudiantes regalan al país, es que es perfectamente legítimo luchar por representar demandas de mayorías ante las autoridades correspodientes, independiente de que el sistema de partidos y el sistema de representación formal no hayan sido los promotores iniciales de estas ideas (en una coyuntura de exclusión parcial de fuerzas, la capacidad de producción de reformas se limita sólo al ámbito de lo que es posible de "negociar" entre las fuerzas que elevan las barreras de entrada).

    2. SEGUNDA LECCIÓN: No se trata de imponer cosas saltando los cauces democráticos
    A diferencia de discursos viscerales propios de una izquierda antisistémica y/o anárquica, que plantea que los objetivos de la acción polĺtica no pueden ser disminuídos por la "transacción reformista", los dirigentes secundarios, expresan claramente que deben participar otros actores (profesores, universitarios, apoderados, autoridades y, por supuesto, partidos y autoridades) y que las decisiones deben ser resueltas por ese conjunto de actores y organizaciones, nada menos que por el conjunto de la ciudadanía. Los estudiantes son conscientes de que sus demandas coyunturales (PSU gratis, gratuidad del pasaje escolar deben estar respaldadas por mecanismos de financiamiento justificados por la ciudadanía y, que en el caso de sus demandas de largo aliento (reemplazo de la LOCE, reformulación de la JEC y replanteamiento del sistema de gestión municipalizado) éstas abordan un tema de tal envergadura: los enormes problemas de calidad del sistema. Por tanto, no pueden ser abordados sin una nueva Reforma Educacional, que sólo podrá brotar del debate ciudadano y de las propuestas que debe administrar el Gobierno de Michelle Bachelet. Se requiere otra comisión de Reforma dedicada a la calidad y a la equidad de la Educación, ya que hay avances sustantivos en materia de cobertura en las últimas décadas (a la que se sumará la ampliación de la cobertura preescolar).

    3. TERCERA LECCIÓN: "Con capucha no se escucha" "Con represión indiscriminada tampoco"
    Los estudiantes secundarios debieron resolver un problema difícil. Por un lado, las autoridades no logran entender que las movilizaciones y manifestaciones pacíficas no sólo son legítimas sino necesarias para la salud de nuestra democracia. Por otro lado, la ultraizquierda y anarquistas, aunque muy minoritarios, tergiversan con su actuación irracional el sentido de las demandas y no paran hasta que se declara un enfrentamiento con la fuerza policial. Ante un Intendente, que permite que Carabineros detenga a 600 estudiantes que marchan pacíficamente y unos sujetos que sólo ocasionan que las movilizaciones pierdan adhesión, los estudiantes se protegieron al interior de los establecimientos y allí concentraron su movilización. Con eso, lograron decirle a las autoridades que no lograrían criminalizar su movilización, pero también les dijeron a los encapuchados y a otros personajes que quisieron sacar provecho político que no eran bienvenidos al interior de los establcimientos, que la conducción la tenían ellos y no tenían la menor intención de dejársela a otros.

    4. CUARTA LECCIÓN: "NO ESTAMOS NI AHÍ CON EL NO ESTAR NI AHÍ"
    Como ya muchos lo han destacado, la movilización secundaria marca un hito temporal muy intenso respecto a la displicencia y al pasotismo de los jóvenes de los 90s, marcados por el sentimiento de derrota en los sueños de sus padres y las frustraciones de una participación que nunca llegó desde arriba. Los nuevos dirigentes y sus nuevas bases, han tomado contacto con la memoria, conocieron el rol nada secundario cumplido por sus organizaciones en los 80s, se acostumbraron a pensar desde nuevos valores, desde la Democracia y los DDHH, saben rescatar los avances realizados, pero también ven que hay mucho por mejorar, y desde su ámbito más cercano, no están equivocados cuando señalan que bajo el actual modelo, si bien se pudo avanzar mucho en cobertura (universal y asegurada en 12 años) es imposible mejorar la calidad y resolver las enormes brechas de equidad. El modelo de administración municipal ha sido un desastre (las deudas de los municipios así lo atestiguan), los avances en gestión dentro de los colegios han sido mínimos (los alcaldes le han dado un sentido político a la gestión y servicio educacional) y el subsidio escolar (excelente para ampliar la matrícula y retener a los jovenes en los colegios para conseguir mejores horizontes laborales) ha introducido incentivos perversos, que impiden distinguir profesores buenos de malos, colegios buenos de malos. Bajo el actual modelo es imposible que los niños y jóvenes chilenos eleven -del modo que exige la OCDE y la UNESCO- sus rendimientos en test internacionales, y sólo podrán equipararse a nivel nacional. Los estudiantes, los profesores, los especialistas, los organismos internacionales lo saben. De tal modo, los estudiantes han ido mucho más allá de reivindicaciones de tipo corporativo, sólo defendiendo sus intereses, y han obligado a la Sociedad Chilena, a tomar en serio el problema de la calidad, que se sabe es clave en todos los modelos de conversión productiva y de generación de emprendimientos necesarios para el establecimiento de un modelo exportador que no descanse en commodities.

    5. QUINTA LECCIÓN: Una Democracia real requiere nuevas formas de hacer Política
    Los estudiantes secundarios toman distancia de los políticos, no quieren saber nada de los "políticos", pero dentro de sus aulas, dentro de sus asambleas y de sus establecimientos, no se cansan de innovar en nuevas formas de hacer política. Formas más horizontales y más deliberativas, pero respetuosas y productivas; formas de representación más ingeniosas, pero con exigencias de participación permanente; formas inclusivas, pero donde la siempre compleja relación entre dirigencias y bases no sea reemplazada por una total anarquía (soberanía de las minorías, acción directa, "democracia directa", rotatividad extrema que eleva costos de negociación, etc); formas que respetan la diversidad (dentro de los dirigentes hay desde simpatizantes de la UDI hasta militantes comunistas) y que no inhabilitan -salvo a los que buscan la violencia como fin- a ningún sector para participar. Los reportajes que han mostrado la organización interna de sus tomas y paros entregan grandes lecciones al movimiento social, a los partidos y a los aparatos del Estado. Se observa gran adhesión estudiantil, pero también de profesores y apoderados. Los dirigentes, renovados democraticamente, portan una discusividad políticamente sofisticada, no apelan a frases clichés ni a lugares comunes, tan típicos de grupos más primarios.

    Lo decía un profesor de Historia del Instituto Nacional. "Yo vengo a una clase de Educación Cívica. Larga y profunda. Pero no la hago yo. Yo vengo a aprender. La clase la hacen ellos". Todos debemos tomar notas.

    Movimiento Generación-80
    http://www.generacion80.cl/noticias/columna_completa.php?varid=464

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com