EL QUINTO INFIERNO

jueves, mayo 11, 2006

Masivas movilizaciones estudiantiles terminan con nueva jornada represiva en Chile

Con más de mil detenidos culminaron las protestas protagonizadas por los estudiantes secundarios en distintas ciudades de Chile, en una jornada que estuvo plagada de hechos violentos y por una fuerte represión policial, con daños a la propiedad privada y pública e incluso cuatro carabineros heridos en Santiago.
El balance final por parte del gobierno, fue proporcionado esta tarde por el subsecretario del Interior, Felipe Harboe. "A nivel nacional hasta el momento hay 1.042 detenidos, de lo cuales 800 se produjeron en la Región Metropolitana", para después insistir en la estigamtización de la protesta social, un habitual recurso utilizado por los gobierno del Concertación: "Hay gente que está provocando estas manifestaciones, legítimas de algunos estudiantes, para hacer reivindicaciones de otro tipo y generar agitación. Y eso no es bueno”.
- Incidentes
La Plaza Almagro fue el punto de mayor conflicto donde llegaron más de dos mil escolares. En este lugar, y tras una fuerte represión policial que se practicó desde la misma salida de los colegios, y en los trayectos desde estos hacia el centro de la capital, se provocaron masivos enfrentamientos con Carabineros, donde resultaron dañados vehículos estacionados en la zona, un supermercado que estaba en las proximidades la plaza y más de un microbús del transantiago.
La marcha, no autorizada por la Intendencia, comenzó desde varios puntos de Santiago siendo uno de ellos la Plaza Italia, donde los secundarios pretendían avanzar por la Alameda en dirección al Ministerio de Educación y La Moneda. Su intención de marchar por la principal arteria capitalina fue reprimida por la policía, y rápidamente se este grupo desarticuló renaciendo luego en la Plaza Almagro.
En este sector se generaron serios roces con la policía que utilizó el carro lanzaaguas y bombas lacrimógenas para dispersarlos, pero una y otra vez se rearmaba la manifestación. En medio de estos desmanes en dicha plaza se detuvo a más de 300 escolares y cuatro oficiales quedaron con lesiones.
El acto de protesta de los secundarios congregó de diversas formas a los estudiantes secundarios chilenos, ya que las marchas no fueron la única forma de movilización, sino que otros también optaron por jornadas de reflexión para debatir sus demandas, considerando que mañana está programada una reunión con las autoridades de gobierno. Estas apuntan básicamente a lograr la gratuidad del pase escolar y de la Prueba de Selección Universitaria (PSU). Sobre el primer punto el Ministerio de Educación ya manifestó los reparos a esta medida por el alto costo que implicaría, pero en el segundo caso han planteado la intención de buscar vías concretas para ir en ayuda a quienes carecen de los recursos para desembolsar los más de veinte mil pesos que cuesta dar ese test.
Junto a estas peticiones, los estudiantes plantean además reestructurar la Jornada Escolar Completa, para que cumpla en plenitud los objetivos para los que fue creada o bien detenerla si no se puede lograr un compromiso efectivo al respecto y también retomar la discusión sobre la Ley Orgánica de Educación, conocida como ley Loce.
-Reacción del ministro
El ministro de Educación, Martín Zilic, planteó el enérgico rechazo del gobierno a las marchas que protagonizan los estudiantes y especialmente las que se vivieron la semana pasada, “donde violentistas encapuchados con bombas molotov han causado desmanes y problemas a la población, poniendo en peligro la integridad de los jóvenes que han ido a protestar en forma tranquila”, dijo la autoridad.
Afirmó que sin duda “hay grupos violentistas detrás de las acciones y que ponen en riesgo a los jóvenes”, subrayando que “no creo que un estudiante secundario de 15 o 16 años esté tirando bombas molotov porque eso es terriblemente peligroso para ellos y sus compañeros, por lo tanto no me cabe la menor duda que hay gente violentista que quiere utilizar este tipo de manifestaciones para protestar contra el gobierno”.
Asimismo rechazó las declaraciones en apoyo a las protestas provenientes de sectores políticos que según dijo “buscan beneficios propios”. En este sentido, apuntó a que si bien la relación con el Colegio de Profesores es muy buena, “hay algunos directivos y profesores que han hecho declaraciones que no son muy responsables, así como hemos escuchado a algunos parlamentarios de la UDI hacer declaraciones grandilocuentes sobre el tema y decir que el ministerio no ha hecho nada (…) hay que tener cuidado cuando se tiran declaraciones grandilocuentes para incitar a la violencia”
Zilic insistió en la disponibilidad de diálogo de esa cartera con los estudiantes secundarios. “El ministerio ha estado permanentemente abierto a escuchar a todos los dirigentes juveniles y analizar con ellos cada una de sus inquietudes”.
Sin embargo, dijo que la gama de demandas es demasiado amplia, por lo que algunos de los puntos pueden ser solucionados en conversaciones con el ministerio pero otros requieren modificaciones legales, adelantando que mañana está prevista una nueva reunión con los dirigentes secundarios. “Yo no quiero deslegitimar lo que piden los estudiantes, sino que lo que digo es que hay una variación muy grande de dirigentes y de demandas, por lo que eso hay que sincerarlo en una mesa de negociación”.
Respecto a las peticiones, Zilic dijo que se está avanzando con el ministerio de Transporte para detallar el sentido y alcance del pase escolar. “Se ha dicho que este pase sirve solo para dos trayectos diarios y eso lo vamos a explicar muy claramente a los estudiantes mañana, aquí no existen restricciones en este sentido, sino que las restricciones que hay son de horario evidentemente y el calendario académico durante el año escolar”.
Sobre la PSU, indicó que hay avances con la Universidad de Chile para el “congelamiento del precio”, en tanto que se informará mañana sobre la ampliación de becas para rendir la PSU “para que ningún joven del primer y segundo quintil puedan quedar fuera de dar esta prueba única y exclusivamente porque no tienen los recursos para pagarla”.
Acotó que el año pasado se entregaron 22.000 becas, de las cuales 800 no fueron utilizadas, pues sus beneficiarios finalmente no rindieron la prueba de selección universitaria.

Fuente: La Nación

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com