EL QUINTO INFIERNO

martes, mayo 16, 2006

Fidel desmiente a Forbes: ¡Los emplazo a que prueben que tengo un solo dólar!


El presidente Fidel Castro desafió y emplazó al presidente Bush, a la CIA, a los 33 organismos de inteligencia de Estados Unidos, a los miles de bancos que hay en el mundo, y a los "criados" de la revista Forbes, que le atribuyen una fortuna de 900 millones de pesos, a que prueben que tiene aunque sea un solo dólar en el exterior.
A cambio de una sola prueba dijo que "les ofrecería todo lo que han pretendido y no han podido lograr a lo largo de casi medio siglo, durante los cuales han intentado destruir a la Revolución, asesinarlo en cientos de planes de atentados. Les regalo todo lo que han pretendido", planteó, y "no anden con boberías ni cuentos de camino. Búsquenme una cuenta, un dólar", subrayó.
Si prueban que tengo un solo dólar renuncio a mi cargo y a las funciones que estoy desempeñando, ya no le harían falta ni planes, ni transiciones, si prueban que tengo un solo dólar, dijo enfáticamente el líder de la Revolución cubana.
Se han metido en la pata de los caballos con esas mentiras, continuó diciendo, y ese nudo gordiano hay que romperlo y lo vamos a romper sin la menor duda, apuntó en referencia a la publicación estadounidense que le asigna los beneficios de las empresas públicas de la Isla.
¿Para qué quiero el dinero, si voy a cumplir 80 años y no lo quise antes?, preguntó para enfatizar a continuación que durante su vida se había atrincherado en los principios y no los había abandonado nunca.
Dijo que había estado haciendo el cálculo de los maletines que habría necesitado para trasladar ese dinero, y comentó que harían falta como mil. ¿Quién los llevó? ¿En qué avión? ¿Quién los cargó, qué escolta? ¿Cómo yo puedo estar tantos años sacando dinero? Son estúpidos, independientemente de los argumentos morales que se pudieran esgrimir.
Es sencillamente un insulto, acotó. Denunció que lo quieren pintar como a los ladrones que ellos amamantaron. ¿Dónde está el dinero de Mobuto, dónde el de los Somoza? Planteó que en Estados Unidos hay cientos de miles de millones de dinero robados a través de los bancos norteamericanos. Allí están: busquen las listas, para que los publiquen, indicó. Fidel expresó que mucho más horroroso que "pintarlo" a uno robando es hacerlo ver traicionando a los muertos, a los que murieron en el Moncada, en el Granma, en la Sierra Maestra, en el Escambray, en Girón, en las misiones internacionalistas o defendiendo al país de los actos terroristas. Es como traicionar a generaciones enteras que han luchado, subrayó.
Añadió que lo que deben publicar los "bandidos" de Forbes, es su récord olímpico, a lo largo de toda la historia, de ser la persona a la que más atentados le ha preparado el más poderoso imperio de la Tierra.
Contrastó que mientras se publican esas infamias contra Cuba y sus dirigentes, el país está trabajando en un programa que hará posible que millones de latinoamericanos sean operados de la vista.
Al hacer referencia a los miles de pacientes que se han beneficiado con la Operación Milagro, Fidel se preguntó qué pensarían esas personas cuando lean los periódicos hablando de sus riquezas. "Es una campaña para pintarme como un ladrón", dijo, y añadió que eso persigue un objetivo: anular a Cuba, pintar a Castro como un ladrón para que nadie reconozca nada de lo que se hace en favor del resto del mundo, aun cuando somos un país que tiene alrededor de 25 000 profesionales de la salud trabajando gratuitamente en un gran número de países.
Y eso porque tenemos capital humano y ciertamente contamos con 100 000 millones de dólares en capital humano, acotó.
Leyó lo publicado en varios medios de prensa que rebotaron la infamia de Forbes, y al respecto comentó que mientras se publican mentiras deliberadas, no dicen nada de los casi 20 000 estudiantes latinoamericanos de medicina que se preparan en Cuba; o de que en este país se formarán casi 100 000 médicos en los próximos años.

FORBES: LIBELO AL SERVICIO DEL IMPERIO

Las infamias y mentiras propaladas por la revista Forbes, un libelo al servicio del imperio, sobre el Presidente cubano, se estrellaron ante las irrefutables verdades expuestas anoche ante nuestro pueblo y el mundo por un grupo de destacadas personalidades que le acompañaron durante la Comparecencia Especial transmitida por radio y televisión desde La Habana.
Quedaron en evidencia la confabulación de la publicación y su director con la obsesión anticubana del presidente George W. Bush y los servicios de inteligencia de Estados Unidos y el servilismo del poder mediático hacia los dictados de Washington.
Con sólidos argumentos y razones, cada uno de los participantes en la Mesa Redonda demostró que al imperio le irritan los avances de una Revolución pulcra, honesta, justa y transparente como la que se lleva a cabo en nuestro país.
Al introducir la Comparecencia, Fidel confesó sentir repugnancia por el infundio publicado en el libelo al incluirlo en una lista de gobernantes que amasaban mayores fortunas personales, en medio de monarcas y dictadores.
Algo más de un año atrás, el 17 de marzo del 2005, aludió a la infame publicación, pero en aquel momento prefirió dedicar su intervención a explicar un hecho de trascendental importancia para nuestro pueblo: la reevaluación del peso.
Rememoró que en otra oportunidad, al responder a la falaz declaración del presidente de Estados Unidos ante sus socios de la mafia cubano-miamense acerca de que el comercio con Cuba "no haría otra cosa que llenar los bolsillos de Castro y sus secuaces", expresó, entre otras palabras: "No nací totalmente pobre. Mi padre poseía miles de hectáreas de tierra. Al triunfo de la Revolución, esas tierras fueron entregadas a obreros y campesinos. Tengo el honor de poder decir que no poseo ni cuento en mi haber con un solo dólar. Toda mi fortuna, señor Bush, cabe en el bolsillo de su camisa. Si algún día lo necesitara para guardarla en un lugar bien protegido de ataques preventivos y sorpresivos, le rogaría que me lo prestase, y si es mucha se la dono de antemano como pago de alquiler".
También recordó cómo en el último año transcurrido, Bush y las autoridades norteamericanas han sido cogidos en grave falta al dar protección al terrorista Luis Posada Carriles y solo a duras penas —no Bush, sino otros funcionarios— han tenido que admitir que eran ciertas e irrebatibles las denuncias que había hecho Cuba sobre la acogida del criminal en EE.UU.
La invectiva lanzada por la revista Forbes fue reiterada una vez más en fecha reciente y de ello el poder mediático dependiente del imperio se ha hecho eco. Fidel había advertido que se pusieran en remojo, y comparó, en términos beisboleros, la tarea de desinflar la mentira con un batazo sobre un lanzamiento flojo que sacaría la pelota por el centro del terreno.
Fidel explicó que para desenmascarar las calumnias pensó: "¿Me voy a parar delante del pueblo a defenderme de esa porquería?". Consideró, no obstante, que era conveniente concederles la palabra a varias personalidades que podían ilustrar diversos aspectos relacionados con el asunto: Francisco Soberón, ministro presidente del Banco Central de Cuba, a quien calificó como uno de los hombres más honestos que ha conocido; el ministro de Cultura, Abel Prieto, quien ha estado en contacto permanente con los movimientos sociales e intelectuales que resisten al imperio; los científicos Concepción Campa, principal creadora de la vacuna contra la meningitis tipo B, y Agustín Lage, que al frente del Centro de Inmunología Molecular desarrolló fármacos prometedores contra el cáncer, y el historiador Eusebio Leal, promotor de la ingente tarea de rescate de La Habana Vieja y autoridad mundial en el tema de restauración de ciudades históricas.

CONFABULACIÓN DE LA ULTRADERECHA Y LA CIA

Soberón ofreció un perfil muy preciso del dueño de la revista, Steve Forbes: un hombre de la ultraderecha, asociado a los presidentes Ronald Reagan y George Bush padre, en la desestabilización del antiguo bloque socialista europeo. Un rico empresario estadounidense, sumamente interesado en husmear el origen de fortunas ajenas, pero renuente en exponer públicamente de dónde salió la suya, ascendente a 1 839 millones de dólares.

Al demostrar los burdos y totalmente inconsistentes métodos de los que se vale para calcular la inexistente fortuna del líder de la Revolución cubana, el Ministro Presidente del BCC sugirió, entre otros ejemplos, que Forbes podía atribuir a George W. Bush el 10% de los 500 000 millones de dólares que anualmente y de manera impune se lavan en bancos norteamericanos procedentes del narcotráfico y el crimen organizado, o idéntico porcentaje de coimas y sobornos de los 280 456 millones de dólares que ha costado al contribuyente estadounidense la agresión contra Iraq.

En lugar de dedicarse a difundir la colosal mentira con la que pretende manchar el impoluto expediente del líder de la Revolución, el libelo debía investigar y publicar datos sobre los turbios manejos de Bush para acrecentar su fortuna, como el probado caso de la compraventa del equipo de béisbol de los Rangers de Texas y su estadio, su responsabilidad en las irregularidades financieras de la petrolera Harken Energy y sus vínculos con la corporación Enron, protagonista del más descomunal fraude en la historia reciente de EE.UU.

Como una prueba contundente de la confianza que muchos en el mundo tienen hacia el sistema cubano, el titular del BCC anunció que esa institución logró recientemente colocar en la Bolsa Profesional de Valores de Londres una emisión de bonos por un total de 400 millones de euros, pagaderos en un año al 7% de interés, los cuales fueron comprados totalmente por bancos extranjeros y cubanos en la misma fecha de su emisión.

En los últimos nueve años, recordó Soberón, Cuba ha pagado importaciones por 44 000 millones de dólares, entre los que están los recibidos en divisas por CIMEX, por la venta de vacunas y los fondos que recauda el Palacio de Convenciones y otros ingresos que han nutrido nuestras cuentas para gastos de la nación que incluyen educación, salud, seguridad, defensa interior y reservas para afrontar contingencias climáticas y epidemias naturales o introducidas por el enemigo.

En nuestra economía centralmente planificada y con un sistema bancario nacional que maneja la totalidad de las divisas, aseveró, es totalmente imposible que alguien de la más alta dirección del país pueda disponer de cuentas internacionales en el exterior.

"Con absoluta autoridad moral y mirando de frente a nuestro pueblo y la opinión pública afirmamos que su máximo dirigente constituye un ejemplo de dignidad y pulcritud", concluyó su intervención.

LA MENTIRA COMO ARMA DEL PODER MEDIATICO

"Se equivocaron de millonario", comentó irónicamente Abel Prieto, la pretensión de la revista Forbes al incluir a Fidel en su lista de magnates gobernantes. El Ministro de Cultura se refirió al extenso rosario de calumnias y mentiras de las que sistemáticamente se ha valido el imperialismo para desacreditar a quienes no se someten a su proyecto hegemónico.

Entre los muchos e ilustrativos ejemplos del uso de la mentira como arma del poder mediático, Abel comparó la alharaca que en 1986 inventó un expediente de "supuesto poeta y supuesto inválido" para el vulgar terrorista Armando Valladares, premiado por Reagan con el puesto de embajador de EE.UU. ante la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra, con el silencio que impidió se supiera la verdad sobre lo que investigaron el activista salvadoreño Herbert Anaya en torno a los crímenes y torturas que se cometieron en la prisión La Esperanza: ninguno de los grandes medios quiso publicar el informe ni difundir el video con el testimonio de las víctimas.

Esa práctica desinformativa ha cobrado inusitadas proporciones durante la actual administración norteamericana, como lo prueban las mentiras que justifican la agresión contra Iraq, y el asesinato en Bagdad del camarógrafo español José Couso y otros periodistas.

El titular de Cultura valoró cómo pese al ejercicio de la mentira, cada vez más se va abriendo cauce a la verdad y al pensamiento emancipado. En tal sentido consideró que será muy útil la lectura del libro Cien horas con Fidel, conversaciones con Ignacio Ramonet, quien se encontraba entre los invitados al estudio donde se realizó la comparecencia. El libro, en su edición cubana, tuvo su presentación en La Habana.

NO NECESITAMOS DEFENDERNOS, VENIMOS A ACUSAR

"Venimos a acusar a los que roban y a los que mienten", así sintetizó el destacado científico Agustín Lage, el propósito de la comparecencia en televisión. No necesitamos defendernos, a Fidel lo defiende su obra, su ética, la coherencia de toda su vida, recalcó.

En opinión del también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, la nueva calumnia refleja la línea de conducta seguida durante décadas por los adversarios ideológicos de la Revolución, y constituye un verdadero insulto al pueblo cubano, pues haría falta suponer que nos habríamos convertido en un país de tontos o de cobardes para imaginar que los cubanos no tenemos memoria histórica y permitiríamos tener al frente de la nación a un dirigente capaz de robar y enriquecerse. Este pueblo luchó con las armas para derrocar a los políticos corruptos del capitalismo, y Fidel fue uno de los primeros en empuñar las armas para acabar con aquellos desmanes.

Lage, director de uno de los centros de investigaciones del Polo Científico del oeste de la capital, subrayó que el texto publicado por Forbes lo primero que evidencia es el total desconocimiento de la realidad cubana, pues para empezar la empresa MEDICUBA, mencionada como una de las supuestas fuentes de ingresos personales del Comandante en Jefe, no incluye entre sus actividades la venta de medicamento alguno en el exterior, ni de ningún otro producto de la biotecnología.

Lo que sí puede leerse entrelíneas en el artículo del mencionado libelo, indicó, es que reconocen que la industria biotecnológica creada y desarrollada por Cuba tiene ingresos importantes, cuando muchas compañías en el mundo no logran ser rentables mediante la comercialización de sus producciones. Ese es el caso de Estados Unidos, donde el 70% de las empresas del sector sobreviven y obtienen ganancias mediante la especulación financiera y otros negocios.

Ni un solo centavo de los ingresos obtenidos en el sector tiene como destino engrosar la fortuna personal de nadie. Solamente entre 1980 y 1990 fueron ejecutados más de mil millones de dólares en inversiones de infraestructura en la rama biotecnológica. Además, plantas con tecnología cubana ya se han montado en la India y China, recordó Agustín Lage.

Las divisas obtenidas también permiten financiar los programas de atención de salud a nuestro pueblo. Si no fuera así, mencionó, no podría afirmarse que todos los niños cubanos son protegidos contra 13 enfermedades mediante vacunas suministradas gratuitamente; ni tampoco que todos los enfermos de SIDA disfrutan de la terapia triple.

Con los ingresos provenientes de las ventas en el exterior se respalda igualmente el desarrollo de la investigación científica, la cual requiere equipamientos muy costosos, encarecidos por el efecto de las leyes extraterritoriales dictadas por el Gobierno de Estados Unidos y la constante persecución de sus autoridades a cualquier empresa dispuesta a comerciar con nuestro país.

En estos momentos, precisó Lage, hay en curso más de 150 proyectos de investigación, y ya hay más de 900 patentes como resultado de la actividad científica en este campo. A lo anterior se une que la industria biotecnológica sigue aumentando sus aportes al Presupuesto del Estado.

El enemigo, comentó Lage, es perverso, pero no tonto. Sabe que a Cuba por ser ejemplo hay que tratar de aislarla e impedir a toda costa sus éxitos. El ataque a Fidel, concluyó, es un ataque a la Revolución, a las bases de nuestro sistema político, a las concepciones cubanas del desarrollo económico.

LA RIQUEZA DE LAS VIRTUDES

Eusebio Leal, historiador de la Ciudad, aportó testimonio inédito del desprendimiento y el desinterés por las riquezas materiales característicos de Fidel. Durante años guardó silencio sobre esas vivencias personales, solo ahora las pudo revelar: entre 1991 y 1995 cumplió el encargo personal del Comandante en Jefe de distribuir 11 687 regalos recibidos por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros provenientes de 133 naciones. Entre esos bienes pinturas, joyas, piedras duras, obras en marfil, valiosos tapices, armas antiguas, ropas, muebles, cámaras fotográficas, artículos personales...

Pese a las insistencias de Leal, quien como amante historiador hubiera preferido mostrar esos objetos como colección relacionada con Fidel, el Comandante en Jefe —contó Eusebio— dio orden expresa de que todas esas piezas fueran entregadas a centros culturales y a personas necesitadas, sin aparecer ni una sola referencia pública al donativo. Solo en los registros de entrada de los museos y de los otros centros beneficiados aparece la elemental consignación de su procedencia.

Si no fuera por la nueva calumnia imperialista, seguramente Leal tampoco hubiera contado que el museo numismático inaugurado recientemente en La Habana Vieja cuenta con piezas equivalentes a mil onzas de oro donadas por Fidel, entre ellas 920 monedas estadounidenses de distintos periodos históricos.

Eusebio recordó que ese sentido de la austeridad y el ejemplo personal han sido rasgos distintivos de Fidel a lo largo de toda su vida; así ocurrió en la etapa de lucha insurreccional cuando optó por empeñar bienes personales para sufragar el combate antes que pedir dinero a otros o utilizar los recursos de sus padres. Similar comportamiento mantuvo la familia Castro Ruz al triunfo de la Revolución, cuando en los primeros meses de 1959 cedió sus posesiones territoriales en la zona de Birán.

El ejemplo de austeridad, desinterés, desprendimiento personal, generosidad y ética de Fidel, subrayó Leal, alentó a los más jóvenes quienes decidieron acompañarlo entonces, y están dispuestos a hacerlo hoy y mañana. De su valor como ser humano, agregó, también hablan el hecho de que nunca ha dejado abandonado a un compañero en la lucha, su elevada exigencia consigo mismo y el especial empeño por salvaguardar el patrimonio cultural de la nación, de lo cual es nota sobresaliente la labor de rescate material, social y espiritual que se desarrolla en La Habana Vieja.

Para la miembro del Buró Político y directora del Instituto Finlay, la doctora Concepción Campa, las mentiras de Forbes señalan que nuestros enemigos son incapaces de entender a quienes nunca han tenido ni tendrán al dinero como a un Dios. Fidel, dijo, ha sabido enseñar que no es más rico quien más tiene, sino el que menos necesita. Pero eso difícilmente lo entiendan los autores de guerras de agresión que dejan secuelas prolongadas como las sufridas en Viet Nam, donde siguen naciendo niños con malformaciones congénitas debido al empleo del agente naranja hace ya más de 30 años.

La destacada investigadora ponderó la ayuda solidaria de nuestro país a múltiples naciones mediante el suministro de vacunas, sin importar para nada las posiciones políticas de los gobiernos de turno en esos países. Ejemplo de ello, comentó, fue la donación realizada al pueblo uruguayo en el año 2002 para contrarrestar una epidemia de meningitis meningocóccica, cuando las autoridades de ese Estado sudamericano se prestaban a hacerle el juego al imperio en el intento de condena a Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Fuente: Granma Internacional

1 Comments:

  • At 12:33 a. m., Blogger Cristóbal Fernández G. said…

    Qué enfático que es Fidel... nunca esperé una respuesta tan buena... ja, no me deja de sorprender.

    Gracias por el post, no sabía que Fidel había respondido... por varios blogs que publicitaban los escritos de la malintencionada revista "Forbes" tuve que discutir largamente para mostrar el por qué esto era falso... en fin, gracias.

    Saludos.

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com