EL QUINTO INFIERNO

jueves, abril 06, 2006

Gobierno boliviano responde con éxito frente a paro de transportistas


El gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, responde con éxito ante el paro del transporte, al implementar rutas custodiadas por efectivos policiales y habilitar un puente aéreo entre las principales ciudades del país.
Al tiempo de ratificar la decisión de "no ceder" ante la protesta de los conductores que se oponen a pagar impuestos, la ministra de gobierno, Alicia Muñoz, anunció un plan de emergencia con la salida, desde La Paz, de varios autobuses con destino a las ciudades de Oruro (suroeste) y Cochabamba (centro). "Hay buses y vehículos del transporte libre que están coordinando con la unidad operativa de tránsito y también se va a realizar el patrullaje en las carreteras y la escolta correspondiente", anticipó.
Muñoz dijo que en coordinación con el Ministerio de Defensa se acordó disponer de algunos buses de las Fuerzas Armadas, que cobrarían una "tarifa mínima". También se decidió implementar un "puente aéreo" a cargo de Transportes Aéreos Militares (TAM) para trasladar a los pasajeros a un costo de 150 bolivianos (unos 18,5 dólares).
Para el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada, el paro -que se extendió este miércoles a 48 horas- comienza a "resquebrajarse". "El paro del transporte interdepartamental, por lo menos en el departamento de La Paz comienza a resquebrajarse", declaró el viceministro a la radio Fides.
"Hay alguna dirigencia sindical que está convirtiendo la intransigencia en la norma en su relacionamiento con los gobiernos, incluido el gobierno del presidente Evo Morales. Frente a esta intransigencia nosotros vamos a volver a acudir al pueblo y la ciudadanía", añadió.
La medida del gobierno buscaba descongestionar los principales terminales terrestres que permanecían abarrotados de viajeros desesperados por llegar a su destino.
Cone esto, Morales enfrenta la primer protesta masiva contra su gobierno, a raíz del paro de 24 horas convocado por los transportistas y que afectó las actividades en las principales ciudades del país. La Paz, la sede del gobierno, Cochabamba, Sucre -la capital constitucional-, Potosí y Oruro (suroeste) desarrollaron a media marcha sus labores debido a los bloqueos instalados por los conductores, que se niegan a pagar impuestos por su operación.
El paro se desarrolló mientras en el sur del país se cumple un paro "general e indefinido" organizado por sus habitantes por un tema de límites. Otros sectores atribuyen esta protesta en la zona del Chaco a su propuesta de crear un décimo departamento, a partir de las regiones de Chuquisaca, Santa Cruz y Tarija.
En los últimos días han surgido amenazas de reanudar las movilizaciones sociales en Bolivia. El gobierno ha expresado su voluntad de dialogar para solucionar los conflictos, sin descartar la aplicación de la ley.

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com