EL QUINTO INFIERNO

miércoles, abril 26, 2006

Gasoducto del Sur será la locomotora de la integración regional

Tenemos las mayores reservas de energía y agua dulce del mundo. Sólo una revolución permitirá que no sean sólo unos pocos los que disfruten de estas.

Brasil, Argentina y Venezuela intentarán convertir el Gasoducto del Sur en la locomotora de la integración regional, según acordaron los presidentes de los tres países en una reunión celebrada hoy en Sao Paulo.

"El gasoducto debe ser la locomotora de un proceso nuevo de integración cuyo objetivo sea derrotar la pobreza y la exclusión", dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez, en una rueda de prensa en la que explicó los asuntos discutidos con sus homólogos de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y de Argentina, Néstor Kirchner.

Los tres analizaron hoy el estado de la integración regional, a la que Chávez le ha puesto un marcado énfasis energético con su proyecto del Gasoducto del Sur, que llevaría gas natural desde la ciudad venezolana de Puerto Ordaz hasta Brasil y Venezuela.

Según Chávez, en la reunión que tuvo con Lula y Kirchner, los tres decidieron invitar a los demás países suramericanos a sumarse a la iniciativa, con prioridad para Bolivia, que después de Venezuela tiene las mayores reservas de gas de Suramérica.

Las reservas venezolanas de gas son de 151 billones de pies cúbicos, que equivalen a casi la mitad del total del continente americano, superadas sólo por las de Estados Unidos, que son de 189 billones de pies cúbicos.

"Hablamos de la incorporación de Bolivia y estamos de acuerdo en que debemos abrir este proyecto a todos los países suramericanos", explicó el gobernante.

Chávez, que fue el único de los tres mandatarios que habló con la prensa, dijo que los tres países promotores del gasoducto decidieron invitar a los presidentes de las demás naciones suramericanas a una reunión que se celebrará en agosto próximo en un lugar por definir para explicarles en qué consiste el proyecto.

Señaló que existen varias opciones para el trazado del gasoducto, que se construiría entre 2007 y 2017, y tendría una longitud de 10.000 kilómetros.

La obra, que sus críticos consideran como faraónica por sus dimensiones, generaría más de un millón de puestos de trabajo y requeriría una inversión de unos 20.000 millones de dólares que serían aportados por los gobiernos, empresas privadas e inversores internacionales que ya han mostrado interés en el proyecto.

Chavez explicó que el objetivo es crear una enorme red de tuberías que atravesaría toda Suramérica, y que conectaría el gasoducto entre Venezuela, Brasil y Argentina con el que lleva gas de Bolivia a Brasil y con el Transguajiro, que su país comenzará a construir en breve con Colombia, que podría extenderse también a Ecuador, Perú y Bolivia.

"Es lo que llamamos conos energéticos de Suramérica, uno en la región andina, y otro en el Mercosur", explicó con mapas en la mano y señaló que el objetivo es vender gas venezolano a bajo precio a los demás países de la región.

Para Chávez, el gasoducto es la mejor herramienta que tiene América del Sur para hacer frente a una crisis energética mundial que según él se avecina, y para la que ya se están preparando los países ricos.

El presidente venezolano dijo que, contrariamente a lo que se esperaba, en la reunión tripartita no se habló del litigio entre Argentina y Uruguay por la construcción de dos plantas papeleras de la española Ence y la finlandesa Botnia en la localidad uruguaya de Fray Bentos, fronteriza con Argentina.

"Entendemos que ése es un asunto bilateral de dos países hermanos y respetamos eso", opinó sobre el conflicto de Argentina y Uruguay.

Chávez volvió a abordar las tensiones entre Estados Unidos e Irán por la cuestión nuclear, y dijo que no tiene dudas de la palabra de los líderes iraníes, de que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

"Estados Unidos y Europa tienen plantas de energía nuclear. Brasil también tiene, ¿por qué Irán o cualquier otro país no puede tenerlas?", se preguntó.

Según Chávez, Estados Unidos ha encabezado la oposición internacional al programa nuclear del Gobierno de Teherán "porque está buscando una excusa para una agresión a Irán", que es uno de los mayores productores mundiales de petróleo.

Fuente: UnionRadio

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com