EL QUINTO INFIERNO

viernes, abril 21, 2006

Baja adhesión a paro nacional convocado por la COB


La huelga nacional de la Central Obrera Boliviana (COB) contra el gobierno de Evo Morales parece fracasar hoy viernes por falta de apoyo de los sindicatos de maestros y otros sectores tradicionalmente combativos, según dijeron medios locales y el gobierno. Radioemisoras indicaron que había normalidad en casi todo el país, excepto en la pequeña ciudad fronteriza de Puerto Suárez, donde se cumplía una huelga cívica en defensa de un proyecto siderúrgico extranjero que el gobierno declaró ilegal.
"Para nosotros el paro es un fracaso, pero no es un fracaso de la COB sino un fracaso de su dirigencia radical encabezada por Jaime Solares, que ha tratado de imponer una protesta en forma prepotente y vertical," dijo a Reuters el portavoz gubernamental, Alex Contreras.
Solares, un antiguo rival sindical y político de Morales, mantuvo la convocatoria a la huelga pese a que los maestros, la mayor fuerza urbana de la COB, decidieron no participar en la protesta luego de lograr el jueves un acuerdo sectorial con el gobierno. El líder sindical dijo en breve contacto con reporteros que no podía hacer una evaluación de la protesta, que culminaría en la tarde con una marcha en el centro de La Paz.
La COB convocó a la huelga en demanda del cumplimiento de varias promesas gubernamentales, principalmente la nacionalización de los hidrocarburos y la supresión del régimen de libre contratación laboral vigente desde hace 21 años. Contreras dijo que el gobierno "cumplirá estrictamente todas sus promesas" y que mantenía diálogo con todos los sectores, por lo que la huelga "simplemente no tiene justificación."
El portavoz indicó que la protesta afectaba a menos de un tercio de los servicios públicos de salud de La Paz, a una mina en el distrito altiplánico de Oruro y a parte de las escuelas rurales del departamento sureño de Potosí.
"El resto de las actividades está absolutamente normal, se puede decir que no hay huelga ni bloqueos, excepto en Puerto Suárez," remarcó Contreras. El informe oficial coincidió con reportes independientes de las dos principales cadenas radiales del país, Fides y Panamericana.
Sobre el conflicto en Puerto Suárez, Contreras ratificó que el gobierno no dará paso a un proyecto siderúrgico iniciado por la empresa brasileña EBX, por considerarlo ilegal, aunque estaba dispuesto a dialogar con representantes de esa región fronteriza con Brasil, a 1.800 kilómetros al sudeste de La Paz.
Antes de iniciar su huelga el miércoles, los dirigentes cívicos porteños mantuvieron secuestrados durante 13 horas a tres ministros, lo que ha derivado en un proceso judicial contra los responsables del plagio, según informes oficiales.
Contreras agregó que "con la misma disposición al diálogo" el gobierno atenderá las demandas económicas de los distritos de Tarija y Santa Cruz, que concentran más del 90 por ciento de la vital industria del gas natural y han amenazado con medidas de presión a partir de la próxima semana.

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com