EL QUINTO INFIERNO

viernes, marzo 17, 2006

Washington publica agresivo documento de seguridad...


... y muestra preocupación por la oleada libertaria que recorre latinoamerica...
El gobierno de Washington publicó ayer un agresivo documento de política internacional, llamado Estrategia para la Seguridad Nacional 2006, de 49 páginas, que actualiza el emitido en el 2002 después de los atentados terroristas en Nueva York y Washington.
El documento señala que el caso del presidente venezolano Hugo Chávez es un desafío que ''merece la atención mundial'' porque "con sus políticas demagógicas está socavando la estabilidad regional". Refiriéndose a la revolución bolivariana de Venezuela, señala que "un demagogo inundado de dinero del petróleo está socavando la democracia y tratando de desestabilizar la región''.
El documento, en el cual Bush y sus halcones neoconservadores resumen sus planes para la "protección de Estados Unidos", señala directrices para la política exterior de su cada vez más difícil dominio sobre América Latina, consignamdo el comentario, sin detalles, en un capítulo sobre los "numerosos retos regionales pendientes que demandan la atención mundial''.
Menciona entre otros de esos retos, las situaciones en Colombia ''donde un aliado democrático está combatiendo los persistentes ataques de terroristas marxistas y narcotraficantes'', y Cuba "donde un dictador antiestadounidense continúa oprimiendo a su pueblo que trata de subvertir la libertad regional''.
Esta ha sido la segunda referencia a Venezuela en el campo de la defensa en lo que va de la semana. El martes, el jefe del Comando Sur del ejército estadounidense, general Bantz J. Craddock, dijo ante un panel del Senado que el gobierno de Chávez se ha vuelto una ''fuerza desestabilizante'' de la región.
El informe coloca a Irán a la cabeza de los países que considera como una ''amenaza'' para sus intereses. ''Probablemente no enfrentemos un desafío más grande proveniente de un solo país que el de Irán'', dice el documento.
Bush también reafirma su política de atacar preventivamente a grupos terroristas en el mundo y naciones enemigas para evitar ser atacado, la llamada estrategia de las "guerras preventivas", que marca la política exterior estadounidense tras los atentados del 11 de septiembre del 2001.
''Si fuere necesario, bajo los viejos principios de autodefensa, no descartamos el uso de la fuerza antes de que ocurran los ataques, incluso si de por medio estuviera la incertidumbre sobre el lugar y fecha del ataque enemigo'', escribió Bush.
Menciona también que Estados Unidos "continuará el avance" de su agenda comercial a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y tratados bilaterales de libre comercio, e insinúa que su estrategia sobre el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) no ha muerto.
Fuente: Europa Press


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com