EL QUINTO INFIERNO

martes, marzo 28, 2006

Multitudinaria jornada de protesta contra CPE en Francia


Millones de estudiantes y trabajadores franceses del transporte, profesores y otros empleados protagonizan hoy martes una jornada de huelga nacional o marcharon por las calles para tratar de obligar al gobierno a retirar la nueva ley de empleo para jóvenes.
La Torre Eiffel estuvo cerrada a los visitantes hasta la tarde, los viajeros se enfrentaron a retrasos en los trenes y en el servicio de Metro de París y los aeropuertos se vieron afectados por las huelgas contra el Contrato del Primer Empleo (CPE) del primer ministro Dominique de Villepin.
"Exigimos el retiro completo del CPE. No puedes tratar a las personas como esclavos. Dar todo el poder a los jefes es ir demasiado lejos," declaró Gregoire de Oliviera, un estudiante de 21 años en París.
Villepin espera que el CPE reduzca el desempleo de casi el 23 por ciento entre los jóvenes, pero los líderes sindicales y estudiantiles dicen que creará una generación de "trabajadores desechables" porque hace más fácil despedir a los empleados menores de 26 años durante un período de prueba de dos años.
Varios cientos de miles de personas se reunieron en París y los organizadores dijeron que 250.000 manifestantes se tomaron las calles en Marsella, donde los carteles decían "No nos rendiremos" y las personas escribieron "Anti-CPE" en sus rostros.
Villepin, un potencial candidato en las elecciones presidenciales del próximo año, enfrenta su mayor desafío desde que se convirtió en primer ministro en mayo pasado. Los líderes de negocios temen que la imagen de Francia sea dañada si las protestas continúan y que las inversiones y el turismo se vean afectados, especialmente porque la crisis surgió muy pronto después de los disturbios de jóvenes furiosos en los suburbios de las ciudades francesas de fines del año pasado.
Los sindicatos rehusaron a reunirse con Villepin el miércoles para negociar, pero él repitió la invitación, diciendo al Parlamento que estaba preparado para comprometerse en dos puntos: la duración del período de prueba y los términos en que debe anunciarse el despido. "Aún hay tiempo útil, usémoslo para dialogar. Pero hay una cosa que no aceptaré (...) eso es permanecer con mis brazos cruzados dado el desempleo juvenil del que que nunca han hablado antes," dijo a los parlamentarios de oposición que lo abucheaban.
Villepin también enfrenta la presión desde dentro del conservador grupo gobernante Unión para un Movimiento Popular (UMP), liderada por el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, un posible rival en la carrera presidencial del 2007. El presidente Jacques Chirac, que ha respaldado a Villepin durante la crisis, canceló un viaje al norte de Francia organizado para el viernes debido a la situación, informó una fuente cercana al presidente.
Casi dos tercios de los franceses se oponen al CPE, según las encuestas de opinión. Los temores de una revuelta mayor fueron encendidos por los incidentes en París la semana pasada, que incluyeron saqueos, enfrentamientos con la policía anti disturbios y asaltos a estudiantes que protestaban por parte de elementos extremistas.

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com