EL QUINTO INFIERNO

jueves, marzo 16, 2006

Masivas protestas estudiantil y sindicales en Francia...

... contra una reforma laboral neoliberal que pretende precarizar el empleo de los jóvenes franceses...

La jornada de movilización convocada por las organizaciones estudiantiles, con el apoyo de los sindicatos, contra el plan de empleo juvenil del Gobierno francés se saldó con una notable demostración de fuerza. Entre 100.000 y 200.000 personas se unieron, hoy, a las decenas de manifestaciones convocadas en todo el país. La movilización contra los nuevos contratos flexibles para jóvenes ideados por el Ejecutivo va en aumento y multiplicó la asistencia de 40.000 estudiantes que registraron las protestas del pasado martes. Si en París, movilización más importante, la asistencia fue de 30.000 personas, según la prefectura, y 120.000, según los convocantes, 25.000 se sumaron a la protesta en Burdeos (7.000 según la Policía), entre 7.000 y 15.000 en Marsella, entre 5.000 y 15.000 en Rennes, de 6.000 a 12.000 en Lille y 5.000 en Grenoble, Estrasburgo y otras ciudades.
Todos estos cortejos pidieron la retirada de los Contratos Primer Empleo (CPE), recién creados por el Ejecutivo, que establecen dos años de prueba en los que rige el despido libre. "Contratos Precariedad Eterna", "Contratos Primera Exclusión", "Contratos Para Esclavos" y "Cata Para Empleados" fueron algunos de los juegos de palabras exhibidos en los carteles y banderolas de estas manifestaciones.


El presidente de la primera organización universitaria del país, UNEF, acusó al Gobierno de haber "multiplicado las provocaciones" y de "intentar dividir a la juventud". Los sindicatos de trabajadores, como Fuerza Obrera (FO), constataron que "el movimiento sigue ampliándose". Más de dos tercios de las universdades del país permanecieron hoy bloqueadas, y a las protestas se sumaron por primera vez casi 100 institutos, especialmente en los alrededores de París. Los centros se vieron obligados a cerrar sus puertas por el boicot de las asociaciones de secundaria. El sábado habrá nuevas manifestaciones en toda Francia, convocadas por el conjunto de organizaciones sindicales y estudiantiles. La semana pasada, en una movilización similar, entre 400.000 y un millón de personas se unieron a las protestas. Los opositores a los Contratos Primer Empleo cuentan con superar esa cifra para obligar al Gobierno a retirar la medida.
La movilización está respaldada por la mayoría de la ciudadanía. El 61,5 por ciento de los franceses cree que los estudiantes "tienen razón" en sus protestas contra los nuevos contratos CPE, según los últimos sondeos. El 23% de los jóvenes menores de 25 años está en paro, una cifra que aumenta hasta el 40% en las zonas de mayor exclusión social. El desempleo de la población total activa es del 9,6 por ciento.
A pesar de las continuas llamadas a la calma del ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, en algunas de las manifestaciones se produjeron enfrentamientos entre universitarios y fuerzas del orden, en un marco de fuerte represión de estas últimas. En París se rompieron las lunas de algunas tiendas y las ventanas de decenas de coches, mientras en Rennes, donde se registraron los mayores disturbios, las fuerzas del orden emplearon gases lacrimógenos para desalojar la sede del partido conservdor UMP y la Alcaldía, que habían sido ocupadas por los manifestantes. En Toulouse, hubo peleas entre estudiantes favorables al bloqueo de la universidad y quienes querían retomar las clases.

"ABIERTO AL DIÁLOGO"

El primer ministro, Dominique de Villepin, inistió hoy en la nueva estrategia del Gobierno, que multiplica las llamadas al diálogo. "Estoy abierto al diálogo, en el marco fijado por la ley, para mejorar los contratos primer empleo", declaró el jefe de Gobierno, diana de las iras de los miles de manifestantes y muy debilitado por la actual crisis. Villepin decidió esta medida por sí mismo, sin consultar con sus ministros, ni con la patronal o los sindicatos, y aprobó la reforma en la Asamblea Nacional por decreto, cuando la oposición había presentado miles de enmiendas.
"No estamos dispuestos a discutir de cuestiones accesorias, si el Gobierno rechaza discutir sobre el fondo de los Contratos Primer Empleo (CPE) y de los Contratos Nuevo Empleo (CNE)", contratos flexibles, similares a los concebidos para jóvenes, pero aplicables a las pequeñas y medianas empresas, afirmó Bernard Thibault, secretario general de la CGT, primer sindicato del país. Los sindicatos reprochan que se les invite a la mesa de negociación una vez ha sido aprobada la ley y no antes. Precipitación reconocida por el primer ministro, y que el ministro delegado de Empleo, Gérard Larcher, explicó como una consecuencia de "la urgencia" del problema del paro juvenil. El primer secretario del Partido Socialista (PS), François Hollande, culpó hoy al Gobierno de "apostar" intencionadamente por un "empeoramiento del conflicto".
El primer ministro recibirá esta tarde, a última hora, al vicepresidente de la Conferencia de Rectores. La mitad de los responsables universitarios han pedido al Gobierno y a los sindicatos que negocien una solución de consenso para poner fin al bloqueo de las clases, pues se aproximan los exámenes.
Fuente: EuroPress
Más fotos en Mundo.es

1 Comments:

  • At 8:12 a. m., Anonymous Karakemada said…

    Será un mayo frances en marzo?
    Es notable y admirable la concientización del movimiento estudiantil en Francia.

    Viva el marzo frances!!!
    Salud y Anarquía!!!

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com