EL QUINTO INFIERNO

viernes, marzo 24, 2006

Mar para Bolivia... hermandad entre pueblos

... la justicia de una histórica demanda es reivindicada por Evo Morales y el pueblo boliviano, apoyada por múltiples sectores en Chile, pero bloqueada por el gobierno de Bachelet...

Al conmemorarse el 127 aniversario de la pérdida del litoral boliviano a manos de Chile tras la Guerra del Pacífico, en llamado "Día del Mar", el presidente Evo Morales urgió a la comunidad internacional -a la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea, la Iglesia católica- a apoyar la centenaria reivindicación de una salida al mar para este país. Pidió también una reunión urgente de la Organización de Estados Americanos (OEA) para tratar este tema.
Más de 200 mil personas -estudiantes de diversos grados escolares, trabajadores al servicio del Estado, mineros, integrantes de organizaciones civiles, militares, policías, integrantes de diversos sindicatos así como de juntas vecinales de la conurbada ciudad de El Alto- participaron en una multitudinaria movilización denominada "Marcha de retorno al mar" que partió de diferentes puntos de la ciudad para confluir en la plaza San Francisco, donde se realizó el acto central.
Al término de la movilización Morales Aima reafirmó que el próximo 6 de agosto se instalará la Asamblea Constituyente "que permita ejercer una revolución democrático cultural en el país para eliminar la injusticia, la discriminación y la exclusión", agregando que la vocación del pueblo democrático de Bolivia obliga a todos a apelar a la comunidad internacional para que ayude a reparar el daño histórico cometido, no por el pueblo chileno, sino por intereses externos a los de los pueblos latinoamericanos con la complicidad de gobiernos oligárquicos.
Mientras tanto, y antes de que el gobierno de Evo Morales ponga en marcha su estrategia diplomático-social para conseguir la modificación del Tratado de 1904, el Gobierno chileno se anticipó en anunciar que no modificará ´ni un ápice´ de él. El canciller chileno, Alejandro Foxley, expresó que el gobierno de Michelle Bachelet no cambiará en nada la política exterior de su país, que define, entre otras cosas, la intangibilidad de los tratados internacionales, mostrando los límites de un gobierno que pese a las declaraciones continúa con su política exterior aislacionista frente a América Latina, y más cercana a los intereses de los países dominantes del Norte y sus empresas transnacionales.
Al contrario, Evo Morales había señalado "Invitamos al secretario general de la OEA (José Insulza), un socialista chileno, apelando a un líder socialista (el ex presidente) Salvador Allende que decía: 'mar para Bolivia'", invocó el gobernante boliviano. Afirmó que hay investigaciones que demuestran que sólo por el hecho de tener acceso al mar, Bolivia podría registrar un incremento en su crecimiento económico del tres por ciento. Saludó al pueblo chileno "que con fuerza desde la capital de Chile grita ¡Mar para Bolivia!", aludiendo al masivo acto organizado por el movimiento social chileno en el que se coreó en varias oportunidades tal consigna por casi 10 mil personas.

En emotivos discursos, presentados, primero, en un acto cívico en la plaza de los Héroes de La Paz y, luego, en el Congreso Nacional, el mandatario se refirió a los 127 años de la invasión chilena a Bolivia, en una inédita situación de distensión y señales de amistad entre ambos pueblos.
Al mediodía, después de asistir a la ofrenda floral en homenaje al mártir de la Guerra del Pacífico Eduardo Abaroa, Morales fue el centro de la atención nacional e internacional en la histórica plaza de San Francisco, en la que en una alocución de 26 minutos pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) una sesión “extraordinaria” y “urgente” para considerar un único asunto, referido al “mar para Bolivia”.
En 1979, la OEA declaró de “interés hemisférico permanente encontrar una solución justa y equitativa que proporcione a Bolivia acceso soberano y útil al océano Pacífico”. En la tarde, en una asamblea inusual del Congreso Nacional, Morales pidió a los presidentes de ambas cámaras, Santos Ramírez, del Senado, y Edmundo Novillo, de Diputados, viajar a Chile lo antes posible y entrevistarse con sus homólogos del país vecino con la premisa de acelerar los diálogos de acercamiento.
La convocatoria fue extensiva al resto de los legisladores de los diferentes partidos políticos, a quienes demandó la presentación de propuestas concretas que contribuyan a resolver el diferendo marítimo con Chile. “Si juntos trabajamos en el tema del mar estamos dando una gran esperanza. Persuadiendo a la comunidad internacional, pronto vamos a retornar al mar, compañeros parlamentarios”, agregó el Jefe de Estado.
El ex presidente Carlos Mesa recurrió a foros internacionales, a líderes de opinión y ex dignatarios de Estado para reivindicar la salida al mar de Bolivia. En ese sentido, el actual mandatario recordó ayer que los presidentes de Venezuela, Argentina y Cuba se solidarizaron con la demanda boliviana, como en su oportunidad se expresaron los de Estados Unidos Jimmy Carter y Ronald Reagan, y Koffi Anan, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
La estrategia del ex gobernante, además, buscaba respuestas de Gobierno a Gobierno. En cambio, Morales plantea no sólo lograr acercamientos con Chile desde el plano multilateral, sino también de pueblo a pueblo. “Hoy, 23 de marzo, ya no estamos en tiempos de condena de que ‘muera Chile’. Ese tiempo se acabó. No estamos en tiempo de amargura; estamos en un tiempo de esperanza para el pueblo boliviano y latinoamericano. Hay una conciencia en los pueblos”, aseguró, como en el acto de San Francisco, en la sesión especial del Congreso.
Hace dos semanas, miles de chilenos se reunieron en el estadio Nacional de Santiago para saludar a Morales y gritar al unísono “mar para Bolivia”.El gobernante de Bolivia visitó esa ciudad para participar en la asunción de Michelle Bachelet como sucesora de Ricardo Lagos. El acercamiento de Chile con el Gobierno del presidente Morales comenzó cuando a mediados de enero Lagos visitó La Paz para presenciar el juramento del Jefe de Estado de Bolivia. En ese ambiente, ayer, por primera vez, un cónsul general de Chile en Bolivia participó en los actos conmemorativos del Día del Mar. Francisco Pérez Walker se presentó en el almuerzo que ofrecieron Morales y el Alto Mando de las Fuerzas Armadas en el Círculo Aeronáutico.
Al finalizar la cita, el ministro de Defensa, Wálker San Miguel, se declaró sorprendido por la actitud del diplomático de Chile. Luego aclaró que la asistencia del Cónsul forma parte de las relaciones de proximidad entre Bolivia y Chile instauradas por el ex presidente Eduardo Rodríguez Veltzé y seguidas por Morales.
Fuente: Gato Encerrado
Para ver las razones históricas de la demanda de Mar para Bolivia, ver Los Derechos de la República de Bolivia para su salida al Mar, de Ricardo A.R. Hermelo

1 Comments:

  • At 5:45 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Evo Morales, anti- español

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com