EL QUINTO INFIERNO

viernes, marzo 17, 2006

Baja apoyo a guerra en Irak entre estadounidenses


Mientras el ejército de Estados Unidos lleva a cabo por segundo día consecutivo la “Operación Enjambre”, la mayor campaña aérea contra la insurgencia desde la invasión de Irak, los sondeos indican que los estadounidenses están cansados de la guerra y una mayoría considera que el conflicto ha afectado sus vidas de forma negativa. En plena vorágine de la “Operación Enjambre”, el próximo domingo se cumplirá el tercer aniversario del inicio de la guerra en Irak.
Por este motivo, en su edición de hoy el diario USA Today publica, en portada, una encuesta que pone de manifiesto que seis de cada diez estadounidenses consideran que el conflicto ha tenido un impacto “negativo” sobre el país. Pero lo que es más destacable en el sondeo, realizado entre el viernes y el domingo de la semana pasada, es el hecho de que un 60% de los estadounidenses considera que la guerra “no ha merecido la pena”. Además, más de uno de cada diez revela que alguien cercano a ellos ha muerto o ha sido herido en la contienda. Estos datos llaman más aún la atención teniendo en cuenta que en marzo de 2003 un 85% de los norteamericanos consideraba que la guerra “iba bien” y ahora un 60% asegura lo contrario. Pese a que las opiniones sobre la actual guerra son “pesimistas”, dos tercios de los estadounidenses se declaran seguros de que Irak está ahora “mejor que antes”.
El asalto aéreo iniciado el jueves en torno a Samarra, unos 125 kilómetros al norte de Bagdad, en una zona de 16 kilómetros cuadrados, dio hoy sus primeros resultados con la detención inicial, “sin resistencia”, de 40 sospechosos de participar en la insurgencia, diez de las cuales fueron puestas luego en libertad. La “Operación Enjambre”, según sus impulsores, también ha permitido la localización de seis arsenales que contenían, entre otras, armas blancas, proyectiles de mortero y artefactos explosivos, además de indumentaria militar. También se ha hallado, según las fuentes, documentación relacionada con la resistencia armada iraquí.
Por su parte, el teniente general Peter Chiarelli, comandante de las fuerzas multinacionales en Irak, subrayó que la operación la llevan a cabo “fundamentalmente” fuerzas iraquíes y que una misión conjunta como esta “hubiera sido imposible hace once meses”. “Entonces hubieran sido básicamente fuerzas estadounidenses, pero en este caso todos hemos visto los números y tenemos fundamentalmente fuerzas iraquíes apoyadas por las norteamericanas y de la coalición”, aseguró.
Dicha opinión no es de extrañar cuando seis de cada diez declara en el sondeo, realizado por la firma Gallup y en colaboración con la cadena de televisión CNN, que o un amigo cercano, un familiar o un compañero de trabajo ha luchado en Irak.
En la “Operación Enjambre” participan alrededor de mil 500 soldados -850 iraquíes y 700 estadounidenses- y 50 vehículos militares. El objetivo del asalto aéreo es acabar con los grupos de insurgentes cerca de Samarra, zona donde la insurgencia suní es especialmente activa. Samarra fue escenario el pasado 22 de febrero de un atentado contra un santuario chií, uno de los cuatro más importantes para esta comunidad en Irak. La explosión que destruyó una cúpula dorada del templo del imán Ali Al Mahdi, fue seguida por un ola de violencia sectaria, que ha causado decenas de muertos, en su mayoría suníes. La provincia de Salahedin, donde se desarrolla el asalto, forma parte del llamado “triángulo suní”, donde los insurgentes han estado muy activos tras la invasión estadounidense.


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com