EL QUINTO INFIERNO

miércoles, enero 04, 2006

Una mirada al interior de Telesur

Hace diez días que llegué a Telesur como asesor editorial. Un canal internacional de televisión, con sede en Caracas, nacido para dar la voz a los pueblos del sur en respuesta a un panorama mediático internacional dominado por grandes emporios económicos con sede en los países ricos. A lo largo de todo el mundo, hombres y mujeres preocupados por la necesidad de un medio televisivo que recupere el protagonismo de los ciudadanos, rompa con el dominio informativo de los poderosos y traiga la verdad y el rigor informativo al panorama internacional de los medios de comunicación, tienen grandes esperanzas en este proyecto. A ellos quiero destinar estas líneas porque creo que es obligación nuestra tenerles informados de cómo se desarrolla su esperanza. Al mismo tiempo creo que es oportuno compartir mis sensaciones y emociones a mis compañeros y compañeras de Telesur.
Claro que diariamente hay deficiencias en la emisión de una entrevista por satélite, en la selección de un documental, en la redacción de un texto o en la búsqueda frustrada de una imagen. Y aun cuando es fundamental trabajar y luchar por mejorar y superar esas deficiencias que tanto nos acomplejan y frustran, es bueno saber que esa entrevista con el sonido defectuoso tiene más decencia que mil horas de miserables concursos en la grandes televisoras norteamericanas. Y que ese documental, quizás lento y emitido demasiadas veces, posee más emotividad y nobleza que la mejor producción de Hollywood. Y aquel texto, regularmente redactado, llevaba más verdad que una decena de noticias frívolas y manipuladas emitidas por la CNN. Y que aunque aquella imagen nunca se pudo conseguir para aquella noticia y tuvimos que resolver con algún recurso de segundo orden, logramos ofrecer al mundo una noticia que hubiera sido silenciada si no hubiéramos existido.
En este crisol de acentos latinoamericanos que es Telesur, todos sabemos que nada será fácil, algunos de los obstáculos procederán de quienes tanto trabajarán para frustrar este proyecto, pero otros sólo serán el resultado de nuestros errores. Ni la frustración por pequeños fracasos y deficiencias que, a buen seguro, serán frecuentes, ni la comodidad y negligencia de aceptarlos como inevitables, son lujos que nos podemos permitir.

Por Pascual Serrano, artículo completo en Rebelión

Y por cierto, VEA TELESUR y déjanos tus comentarios sobre la otra televisión posible

2 Comments:

  • At 5:58 p. m., Blogger Boris Leonardo said…

    Tengo un blog sobre el tema de la otra campaña del EZLN y la Sexta de Lacandona. Me gustaría intercambiar links con su blog, pues me parece que nuestros intereses en este sentido son afines.
    Un saludo

     
  • At 6:01 p. m., Blogger Boris Leonardo said…

    uf! olvidé la dirección del blog: http://lazezta.blogspot.com
    y el e-mail: lazezta2005@yahoo.com

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com