EL QUINTO INFIERNO

lunes, enero 09, 2006

Reforma Agraria en la Revolución Bolivariana


En 2006 continuará el esfuerzo de recuperación de tierras y el impulso al trabajo en el campo para mayor aprovechamiento de los espacios productivos consolidando la verdadera revolución agroalimentaria. Para este año el Ejecutivo Nacional tiene previsto la puesta en marcha de la segunda fase de la Misión Zamora, cuyo objetivo fundamental es la recuperación de tierras mediante la reorganización de su tenencia y uso, con el propósito de convertirlas en productivas y así propiciar el desarrollo y acabar con las prácticas latifundistas en el país.
En esta fase el propósito se centra, además de la recuperación de tierras y lucha contra el latifundio, en la consolidación de los fundos zamoranos que se comenzaron a instalar hace más de dos años. Desde ya se trazó la meta de crear 50 nuevos fundos.
Otro de los aspectos de profundización revolucionaria en Zamora II será el llamado al surgimiento de una sólida organización del campesinado venezolano desde las bases, en la que el liderazgo logre ponerse al frente del movimiento para la defensa de los derechos e intereses del sector.
"Adelante los campesinos a seguir luchando por la libertad y el desarrollo de la Patria", dijo el Presidente, convirtiéndose en una invitación al trabajador del campo para que junto al Gobierno Bolivariano trabaje en el crecimiento del país. Durante el 2005 se entregó un millón 342 mil hectáreas a los campesinos venezolanos. La meta propuesta para el presente año es de alcanzar la distribución de millón y medio de hectáreas mediante las entregas que se iniciarán próximamente.
Para el Presidente se puso orden en la desorganización que hasta hace poco existía en esta materia, con la Ley de Tierras, la creación del Instituto Nacional de Tierras y el Ministerio de Agricultura y Tierras, así como programas y políticas cónsonas con el crecimiento que en esta área de desarrollo se persigue. En el año que recién culminó, la revolución en el campo permitió entregar 19 mil 580 hectáreas en cartas agrarias colectivas; cien mil 700 hectáreas en cartas agrarias cooperativas y 136 mil hectáreas en cartas agrarias individuales.
Por otra parte, se entregaron 40 mil hectáreas más a través de declaratorias de permanencia colectiva; nueve mil 100 hectáreas por medo de declaratorias de permanencia cooperativa y 75 mil hectáreas en declaratorias de permanencia individual.
Otra de las figuras empleadas fue la adjudicación de tierras que en forma colectiva se ubicó en 840 mil hectáreas; en forma cooperativa estuvo en el orden de las 17 mil 700 hectáreas; y a individuales en 16 mil 900 hectáreas. Entretanto, para el desarrollo de proyectos agroproductivos fueron dispuestas 150 mil hectáreas.
Sobre la lucha contra el latifundio el Presidente resaltó que el año pasado se recuperaron 647 mil hectáreas, así como las importantes extensiones de tierras que se han obtenido como producto del diálogo y el entendimiento en procura de transforma extensiones de terreno ociosas en productivas. Destacó que a la misión de recuperación de espacios productivos se suma también el trabajo en capacitación, "además en infraestructura, caminos, agua, energía eléctrica, vivienda, el crédito sin intereses o a bajos intereses, además de la maquinaria".
Fuente: Página del Gobierno Bolivariano de Venezuela Gobierno en Línea

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com