EL QUINTO INFIERNO

domingo, enero 08, 2006

Los caracoles zapatistas: Redes de resistencia y autonomía

De las ricas aportaciones que el movimiento zapatista ha hecho a la construcción de una alternativa, el reciente proyecto de los Caracoles desembrolla muchos falsos debates de políticos e intelectuales. El proyecto de los Caracoles “abre nuevas posibilidades de resistencia y de autonomía de los pueblos indígenas de México y del mundo, una resistencia que incluye a todos los sectores sociales que luchan por la democracia, la libertad y la justicia para todos”, según palabras del comandante Javier. En España, alguien comenta: “El zapatismo se ha vuelto una herramienta que puede ser usada por todas las rebeldías que navegan el mar de la globalización. Nos invita a materializar la construcción comunitaria y autónoma con la paciencia y la tranquilidad del caracol”.

El subcomandante Marcos reconoce con una mezcla de modestia y de entusiasmo que los Caracoles constituyen “una pequeña parte de ese mundo a que aspiramos hecho de muchos mundos. Serán –afirma– como puertas para entrarse a las comunidades y para que las comunidades salgan; como ventanas para vernos dentro y para que veamos fuera; como bocinas para sacar lejos nuestra palabra y para escuchar la del que lejos está. Pero sobre todo para recordarnos que debemos velar y estar pendientes de la cabalidad de los mundos que pueblan el mundo”. Con sus palabras están los hechos.

Las comunidades zapatistas decidieron construir “municipios autónomos” (un objetivo, por cierto, que habían “enarbolado” desde principios de la insurgencia). Las comunidades nombraron a sus autoridades locales y a sus delegados para que cumplieran sus mandatos en los distintos niveles a sabiendas de que si no los cumplían serían revocados. Al mismo tiempo, siguieron impulsando medidas prácticas del “mandar obedeciendo”. También fortalecieron los vínculos de solidaridad especial entre las comunidades locales de distintas etnias. Además, articularon unidades mayores que comprendían varios municipios y que fueron conocidas como los Aguascalientes, hoy sustituidos por los Caracoles.

Ensayo de Pablo González Casanova, que puedes leerlo completo en Clajadep

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com