EL QUINTO INFIERNO

lunes, enero 09, 2006

La administración Bush ultima el ataque militar sobre Irán

Numerosos indicios y advertencias del área de inteligencia abundan en que la administración Bush está ultimando el [proyectado] ataque militar sobre Irán.

Fuentes militares y de inteligencia, tanto estadounidenses como extranjeras, están informando sobre diversos factores que indican que una acción militar contundente contra instalaciones militares y nucleares iraníes, que puede conllevar la utilización de armas nucleares, se encuentra en sus últimas etapas de preparación. Son objetivos probables de bombardeos exhaustivos: la planta de energía nuclear Bushehr (donde en estos momentos hay técnicos rusos y de otras nacionalidades); un yacimiento minero de uranio en Saghand, cerca de la ciudad de Yazd; las instalaciones para uranio enriquecido en Natanz; una inmensa planta acuífera y una instalación de radioisótopos en Arak; la Unidad de Fuel Nuclear de Ardekan; la Instalación para la Conversión de Uranio y el Centro de Tecnología Nuclear en Isfahan; el Centro de Investigación Nuclear de Teherán; las instalaciones para la producción de Molybdenum, Lodine y Radioisótopos Xenon en Teherán; los Laboratorios de Productos Multiuso Abr Ibn Hayan en Teherán; la Compañía Eléctrica Kalaye en los suburbios de Tehrán; una planta de enriquecimiento de uranio que, según se ha informado, fue ya desmantelada, en Lashkar Abad; y las Unidades de Almacenamiento de Residuos Radioactivos en Karaj y Anarak.

Se ha registrado un notable y rápido incremento de las tareas de entrenamiento y preparación en un determinado número de instalaciones militares estadounidenses que estarían implicadas en un ataque que sería fundamentalmente aéreo. Esto incluye una orden del Pentágono al Fuerte Rucker, en Alabama, de estar preparado para movilizar una cifra estimada de entre 50.000 y 60.000 efectivos, incluidos contratistas civiles, que se desplegarían en Irán para llevar a cabo operaciones de combate. Rucker es sede del Mando de Entrenamiento de la Aviación del Ejército de EEUU, incluyendo una escuela de entrenamiento de vuelos de helicópteros de combate. Se ha sabido por agencias de inteligencia europeas que EEUU ha dicho a sus aliados de la OTAN que estén preparados para un ataque militar sobre instalaciones militares y de investigación nuclear en Irán.

Oficiales militares y de inteligencia de todo el mundo se están preparando también para las consecuencias de un ataque estadounidense sobre Irán, que podría conllevar, con mucha probabilidad, importantes ataques chiítas de represalia contra objetivos militares, diplomáticos y económicos estadounidenses en la región que afectarían a Iraq, a la provincia este de Arabia Saudí, a Kuwait, a Bahrein, a los Emiratos Árabes Unidos, al Líbano y a Afganistán. La lluvia radiactiva proveniente de un ataque nuclear táctico o convencional sobre Irán acarreará mayores problemas con Pakistán, India, China, Rusia, Japón y otros países situados en la dirección del viento en Asia y el Anillo del Pacífico, incluido, probablemente, el derrocamiento del gobierno de Pervez Musharraf en Pakistán y su sustitución por un régimen islamista radical que contaría con armas nucleares. Esto provocaría una respuesta militar del poder nuclear indio.

Leer texto completo en Rebelión

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com