EL QUINTO INFIERNO

viernes, diciembre 09, 2005

Otra forma de hacer política - EZLN

En unas cuantas semanas de intensos trabajos, los participantes en la Otra Campaña hemos comenzado a sorprendernos, a conocernos y a trabajar juntos. Hace mucho tiempo que la izquierda mexicana no participaba en un debate tan amplio y profundo. Y este debate se está desarrollando desde abajo. Esto quiere decir, antes que nada, que todos aquellos que están dispuestos a luchar contra la explotación, el despojo, la represión y el desprecio tienen que encontrar su lugar en la Otra Campaña; que están ejerciendo su derecho a ser escuchados y consultados; y que han sido convocados a desarrollar y a defender su propio espacio dentro de un proyecto común. Las seis reuniones preparatorias y la plenaria, realizadas en territorios zapatistas, sólo dan cuenta de una parte de este proceso de discusión y de organización. Son muchos los colectivos, las organizaciones sociales o regionales, de los barrios, de los ejidos, o los grupos juveniles que escriben para decir que no pudieron llegar, pero que forman parte de la Otra Campaña, y lo confirman a través de sus propuestas, denuncias, ponencias, invitaciones o tomas de posición respecto a los temas debatidos. Sin dineros del poder, sin aparatos y sin élites; sin contar más que con el entusiasmo y con la generosidad de las comunidades zapatistas, y también de los compañeros y colegas, de los familiares y vecinos que hacen posible el viaje, cerca de cinco mil personas atravesamos el país, para asistir a las siete reuniones con el EZLN, en una marcha multitudinaria hacia otra forma de hacer política.
En las reuniones preparatorias de la Otra Campaña se dijeron muchas cosas. Las palabras, como dijo la Comandanta Ramona, fueron como los hilos multicolores de un bordado. Tal vez el peligro era que, deslumbrados por los colores, perdiéramos de vista el bordado mismo, es decir: el proyecto político que se va hilando cuando se comienza a prestar atención a todas las voces. No ocurrió así en las reuniones preparatorias y en la plenaria de la Otra Campaña. Sin una agenda previa pactada por arriba, gracias a las intervenciones de los participantes, se van perfilando palabras que se juntan y quieren caminar en colectivo: como son el rechazo a todos los partidos políticos que se han convertido en obstáculos de las luchas cotidianas; la reivindicación de las tierras, montes y aguas para quien las trabaja con sus manos; la lucha por la democracia y la libertad de las organizaciones sociales y sindicales, contra el charrismo y el clientelismo; la construcción de espacios autónomos, no sólo de los pueblos indígenas, sino también en los barrios urbanos o en los colectivos que hacen trabajos de comunicación y cultura; la resistencia contra las privatizaciones de la energía, los recursos naturales, el agua, la salud, la educación y el patrimonio cultural.

Lee el documento completo en Revista Rebeldía

y deja tu comentario sobre como ves tú la política

1 Comments:

  • At 10:40 a. m., Blogger Julieta_Urbana said…

    Es bueno que existan este tipo de organizaciones políticas, porque los partidos "oficiales", por llamarlos de alguna forma, terminan velando por los intereses de sus representantes más connotados y se desvirtúa el objetivo principal, que son los problemas de la gente y de la sociedad. Saludos!



    http://www.driveallovertown.blogspot.com

     

Publicar un comentario

<< Home


Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com