EL QUINTO INFIERNO

domingo, noviembre 20, 2005

La lucha por la despenalización de la coca

DERECHO HUMANOS Y LA LEY DE LA COCA EN BOLIVIA
En 1989 un juez de la Corte Suprema alemana, declaro que el derecho a la “embriaguez” entendido como la alteración de la conciencia, está entre los derechos humanos más esenciales que hacen al concepto de libre albedrío y voluntad del ser humano, por lo tanto el Estado no tiene la potestad de prohibir el consumo de sustancias que alteran la conciencia y el organismo humano. Esta opinión jurídica salia como respuesta a una preocupación que la sociedad civil alemana tenía cuando por primera vez en Europa se discutía la posibilidad de despenalizar el consumo de las drogas, como solución estructural al incremento del uso de las drogas en las sociedades modernas. Dicho de manera directa, el ser humano tiene el derecho a alterar su conciencia y su funcionamiento orgánico vía cualquier medio, natural o químico, mientras no afecte el derecho de otros a no hacerlo. Es en este contexto jurídico que el consumo de plantas medicinales como la coca es por extensión del “derecho positivo” moderno un derecho humano, como lo es también un derecho de uso y costumbre que deber ser universalmente respetado y garantizado por las legislaciones de los Estados contemporáneos.
Sin perder de vista el objetivo de la lucha por la despenalización de la coca, se debe considerar que el arbusto de la coca no solamente es un “recurso natural” de inmenso valor agregado, sino también es un “recurso cultural” que tiene un valor simbólico trascendental para los pueblos que utilizan la hoja en su forma natural, e inclusive en formas que no sean definidas como naturales. En este sentido, y considerando los marcos principistas del derecho universal, el penalizar el cultivo del arbusto de la coca es una violación de los derechos humanos que debe ser corregido. En este sentido, el derecho a consumir, producir y vender la coca y sus múltiples derivados naturales debe ser elevado a un derecho constitucional dentro de la transversal de los regimenes especiales de la nueva constitución boliviana que se rediseñara en los debates de la Asamblea Constitucional del 2006.
Es más, se ha demostrado que del arbusto de la coca se pueden extraer productos que son absolutamente benéficos para la sociedad y beneficios económicos para aquellos que la producen, así que este arbusto debe ser despenalizado y evacuado de las listas de sustancias controladas que ha elaborado las Naciones Unidas con datos que son poco científicos y carecen de confiabilidad.

artículo completo en NarcoSphere

Free Web Counter
Free Hit Counter
eXTReMe Tracker
ecoestadistica.com